Pan de Avena Rústico sin Levadura {Fácil y Saludable}

jueves, 26 de febrero de 2015


Esta es otra de las recetas que por mucho tiempo estuve esperando para hacer y la posponía una y otra vez. Hasta hace dos semanas cuando me encontraba preparando los ingredientes para hacer este pan. ¡Oh sorpresa¡, no tenía avena, algo muy inusual ya que el desayuno preferido de mi pequeñín es la avena, además de que muy seguido preparo galletas de avena. Lamentablemente tuve que posponer de nuevo la receta.

Asegúrense siempre antes de hacer una receta los ingredientes que se van a necesitar (para que nos les pase como a mí). En algunas ocasiones, hasta polvo de hornear me ha faltado y he tenido que ir corriendo a la tiendita de la esquina por el. Muchas veces peco de despistada.


El martes fue el día, en que nada se interpondría entre mí y el pan, hasta tiempo me sobraba ya que mi esposo no vendría a comer, así que hice una comida muy sencilla sólo para Saúl y para mí.
No obstante el hacer este pan no les tomará mucho de su tiempo y se sorprenderán de lo sencillo que es y el gran resultado que obtendrán.



Pan de Avena Rústico sin Levadura {Fácil y Saludable}



Ingredientes.

Para la masa:
  • 2 tazas (240 g) hojuelas de avena
  • 2 1/4 taza (290 g) harina todo uso + para amasar
  • 2 cditas. bicarbonato de sodio
  • 1 Cda. azúcar granulada blanca
  • 1 cdita. sal kosher (o 3/4 cdita. sal de mar)
  • 1 1/2 taza (350 ml / 12 oz) leche entera, a temperatura ambiente + 1 Cda, vinagre blanco, revolvemos y dejamos reposar 10 minutos (será nuestro buttermilk casero)
  • 1 huevo, a temperatura ambiente ligeramente batido
  • mantequilla para engrasar el molde

Para el tope de la masa:
  • 1 huevo (para barnizar el pan)
  • 2 Cdas. de hojuelas de avena
  • 1/2 cdita. poppy seeds
  • 1 cdita. ajonjolí negro
  • 1 cdita. ajonjolí blanco



Procedimiento.
Precalentamos el horno a 450 ºF (230 ºC). Engrasamos bien con mantequilla un molde de 22 cm o una charola para hornear (asegurarnos que nuestro molde soporte temperaturas altas. El molde que yo utilicé es de aluminio, con el que se hornean los pasteles).
Procesamos o licuamos las hojuelas de avena, hasta que nos quede una harina fina.

En un bowl grande vamos a mezclar nuestra harina, harina de avena, azúcar, sal y bicarbonato. Ya que tengamos los ingredientes secos mezclados, agregamos el buttermilk junto con el huevo batido, mezclamos con una cuchara de madera (sólo hasta combinar).
Agregamos harina en nuestra mesa de trabajo y vaciamos la masa. Si esta demasiado húmeda y difícil de trabajar, le agregamos más harina (de apoco para que no nos quede seca), sólo que no se nos dificulte amasar (la masa nos deberá quedar húmeda y ligeramente pegajosa, como resultado final) En el caso de que este seca, agregamos más leche. Amasamos dos veces y damos una forma redonda.

Batimos el huevo restante y barnizamos nuestra masa (esto nos servirá para que se peguen las semillas y nos quede dorado). En un recipiente pequeño, mezclamos las hojuelas de avena y todas las semillas, las agregamos a la masa barnizada.
Con un cuchillo hacemos un corte en forma de cruz con 1 inch (2.5 cm) aproximadamente de profundidad, pasamos a nuestro molde y horneamos por 15 minutos, pasado este tiempo bajamos la temperatura del horno a 400 ºF (205 ºC) y horneamos por 25 minutos más.

Para saber si nuestro pan esta listo, sacamos del horno y golpeamos la parte de abajo del pan, si suena huevo ya esta listo (debemos hacer esto con cuidado, ya que el molde esta muy caliente, por el pan no hay problema, podemos tocarlo).
Dejamos enfriar en el molde por 10 minutos y después pasamos a una rejilla por al menos una hora antes de ser cortado, ya que puede que se apelmace al cortarse caliente.



Notas.
-Puedes utilizar las semillas de tu preferencia, sólo agregar mayor cantidad de avena.

-Yo utilicé el buttermilk casero, se puede utilizar el comprado.

-El pan se guarda muy bien hasta por tres días a temperatura ambiente en una bolsa de papel, en un trapo de cocina o papel encerado.



Fuente: Receta adaptada de Symple Recipes



El pan tiene un sabor todo lo contrarío a neutro, tiene un sabor complejo y eso se lo debemos a la harina de avena. Tal como lo dice Elise en su blog: "El sabor del pan es profundo y anuezado".
La corteza es gruesa y crocante con una miga ligeramente espesa. Lo podemos acompañar con algo dulce o salado.

Ya que nos hemos ahorrado unas calorías gracias a la harina de avena nos podemos dar un gusto al poner algo culposo por encima. Como opción salado es muy bueno con queso y un poco de albahaca o alguna otra hierba por encima o si lo prefieren con jamón. Como opción dulce untado con mantequilla y miel o mi preferido con queso crema y piloncillo rallado (lo metemos al horno tostador por unos minutos, hasta que se derrita un poco el piloncillo) ¡son una delicia!. Las opciones para acompañar este pan son infinitas. ¿Con qué te gustaría acompañarlo?





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

Paris-Brest con Crema Pastelera (muy fácil) de Café {Mi Primer Cumple Blog}

miércoles, 18 de febrero de 2015



¡Feliz, feliz miércoles!, yo estoy más que emocionada este día. Hoy es mi primer cumple blog, el tiempo ha pasado tan rápido, parece que fue ayer cuando emprendí esta aventura...

Si me preguntaran como fue que me decidí a abrir el blog, la verdad es que no recuerdo con exactitud. Lo que sí recuerdo y perfectamente, fue cuando se lo dije a mi esposo.
Él me miró con cara de: "Hiciste muffins con poppy seeds, le pusiste porción doble y además te los comiste TODOS". [Yo hubiera racionado así, si me hubiera dicho que abriría una blog sobre cerveza artesanal (que es lo que le fascina)]. Pero en ese día yo era la que tenía ideas "un poco locas".
Y lo único que salió de su boca fueron palabras de aliento y de apoyo, a pesar de que pasaban otras por su cabeza. No importo, me apoyaba al 100 %.

Con el tiempo me di cuenta de que ustedes me daban más de lo que nunca me imagine. He conocido personas maravillosas, tengo grandes amigas y compañeras blogueras. Gracias a Bruni's boulangerie me han hecho reír, saltar de emoción y llorar de la felicidad. Espero poder retribuir todo eso que me han dado.

Mi vida ya no esta completa sin ustedes, son lo que me faltaba. Amo lo que hago y me encanta poder compartirlo con ustedes. "I'm a lucky girl".

Después de unas lagrimas derramadas (soy una chica muy sentimental), les contaré de la receta de hoy. Les debo tantas recetas francesas, ¿qué me esta pasando?. Pero se han pospuesto una y otra vez. Prometo ponerme al corriente, mi batidora y mis manitas trabajaran al máximo, para lograrlo.

No me perdonaría si hoy no les traía una receta francesa. que fue como inició el blog, con un Souffle de Chocolate con Sal de Mar. Hoy les tengo un Paris-Brest, que es uno de los postres clásicos en Francia. Consta de una masa en forma de una corona (muy parecido a una rosca) hecha de Pâte à Choux (Pasta Choux), la misma con la que se elaboran profiteroles y eclairs.


Vamos a hornear la masa a temperatura alta, los primeros 15 minutos para que se eleve rápidamente y nos deje un hueco en el centro, después vamos a bajar la temperatura para permitir que la capa exterior nos quede firme a la vez que la masa del interior se seque. Si llegara a quedar masa húmeda al abrir la pasta, sólo debemos retirarla, no habrá ningún problema.

El relleno más clásico es la crema de praliné. En esta ocasión quise hacer algo más simple y he decidido rellenarlo de una crema pastelera sabor café (todo con café es mejor).


Ya tengo una receta de crema pastelera aquí, que fue con la que utilicé para rellenar los eclairs, pero por más deliciosa que estaba, necesitaba ser más sencillo de hacer. He encontrado la crema pastelera más fácil y más deliciosa del mundo. No es necesario temperar, ni nada de esas cosas que nos complican la vida.



Paris-Brest con Crema Pastelera de Café 



Ingredientes.

Para la Creme Pâtissière au Café (Crema Pastelera de Café):
  • 1/2 (50 g) taza azúcar granulada blanca
  • 1/4 (30 g) taza fécula de maíz (maizena)
  • pizca de sal de mar
  • 2 tazas (240 ml / 8 oz) leche entera, a temperatura ambiente
  • 4 yemas de huevo, a temperatura ambiente
  • 2 Cdas. (28 g) mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 2 1/2 cditas. polvo de espresso instantáneo (o 3 1/2 a 4 cditas. café instantáneo) (opcional)*
  • azúcar glass, la necesaria para darle el toque final

Para la Pâte à Choux (Pasta Choux):
  • 1 taza  (135 g) harina, todo uso
  • 1 cdita. azúcar granulada blanca
  • 1/4 cdita. sal fina
  • 6 Cdas. (85 g) mantequilla sin sal
  • 1/2 taza (120 ml / 4 oz) leche entera
  • 1/2 taza (120 ml / 4 oz) agua
  • 4 huevos, ligeramente a temperatura ambiente
Baño de huevo:
  • 1 huevo
  • 1/8 cdita. sal
  • 1/3 taza (30 g) almendras fileteadas


Procedimiento.

Para la Creme Pâtissière au Café (Crema Pastelera de Café):
En una olla mediana de fondo grueso, vamos a mezclar juntos el azúcar, maizena y sal. En una taza medidora de 4 tazas o en un bowl, vamos a mezclar con la ayuda de un batidor de globo o un tenedor, la leche con las yemas, agregamos esta mezcla a la olla junto con la mantequilla. Cocinamos a fuego medio, mezclando constantemente con una cuchara de madera (no debemos quitarle el ojo, por que de un momento a otro se puede quemar). Cuando comience a hervir, agregamos el polvo de espresso y dejamos un minuto más (sin dejar de mover). Apagamos el fuego.
Colamos la crema con la ayuda de un cernidor, pasando la mezcla a un bowl. Limpiamos muy bien la parte de abajo del cernidor, nos debemos asegurar de no dejar nada. Tapamos el bowl con plástico autoadherible, presionando directamente sobre la crema, para evitar que nos quede una capa de nata.
Dejamos que tome temperatura ambiente, media hora aproximadamente y llevamos a refrigerar, al menos por dos horas o hasta dos días, para que tome consistencia. Justo antes de usar, batirla un poco.


Para la Pâte à Choux (Pasta Choux):
Precalentamos el horno a 400 º F (205 º C). Ponemos la rejilla del horno en la parte media y preparamos una charola para hornear con papel encerado. En el papel encerado dibujamos un círculo de 8.5 inch (22 cm). (El cual nos va servir como guía para hacer nuestra corona. Debemos voltear el papel cuando este nuestro dibujo, para que la pasta no tenga contacto con la tinta).
En un bowl mezclamos juntos nuestra harina, azúcar y sal. Lo dejamos de lado.
Ponemos la mantequilla, leche y agua en una olla de fondo grueso y llevamos a hervir. Removemos del fuego y agregamos el harina de golpe y mezclamos con una cuchara de madera. Regresamos al fuego, sin dejar de mezclar por 3 a 4 minutos aproximadamente, hasta que la pasta choux este integrada, se haga una bola de masa y el fondo del caso tenga un tipo de capa de harina seca.
Transferimos la masa al bowl de la batidora eléctrica  (si es K.A. con el aditamento de pala). Batimos a velocidad baja-media por 2 minutos (hasta que la masa deje de humear). Agregamos los huevos batidos  de a poco. Aumentamos la velocidad a media-alta, batimos por 4 a 5 minutos, hasta que la pasta choux este suave, gruesa y brillosa. Si es necesario utilizar una espátula de silicon para raspar las paredes del bowl y se integre toda la masa.
Transferimos la pasta choux a una manga con una duya grande redonda, como Ateco #807. Nos vamos a guiar con el circulo que formamos anteriormente. Hacemos la corona, con un grosor aproximado de 1 inch (2.5 cm), cuando este formado, volvemos a repetir, haciéndolo en la parte de adentro, cuidando que quede pegado al anterior. Finalmente hacemos un círculo en la parte de en medio de los dos anteriores.
El Parist-Brest para mí tiene su encanto ya que no tiene que quedar perfecto, pero si quisieras corregir algunas imperfecciones de la masa se puede hacer con los dedos ligeramente humedecimos, eso nos servirá para alizar la masa.
En un bowl pequeño mezclamos el huevo y la sal. Con la ayuda de una brocha esparcimos delicadamente el baño de huevo. Agregamos las almendras fileteadas.
Horneamos por 15 minutos y despúes reducimos la temperatura a  350 º F (180 º C) y horneamos por 35 a 45 minutos, hasta que tenga un color dorado. Apagamos el horno y dejamos dentro la pasta choux, con el horno ligeramente abierto por 30 minutos, para que termine de secar el interior.
Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo en una rejilla.


Para el armado:
Abrimos con cuidado la pasta choux horizontalmente con la ayuda de un cuchillo de sierra. Yo utilicé la duya #807 para rellenar la base, no es necesario hacerlo de este modo. Ya que es muy suave la crema pastelera, no durara mucho la decoración de manga. Podemos utilizar una espátula para esparcir la crema en la base. Ponemos azúcar glass en el tope del Parist-Brest y cubrimos.




Notas.
*Para el Paris-Brest, decidí hacer la crema pastelera sabor café. Pero si la quieren hacer para otro postre o no les gusta el café, sólo se omite el polvo de espresso y se agrega una cucharadita de extracto de vainilla.

-Para que separar las yemas sea más fácil, hacerlo cuando los huevos estén fríos. Después trabajar con las yemas a temperatura ambiente. Podemos reservar las claras para el desayuno del día siguiente.

-La pasta choux se puede hacer con un día de anticipación (guardarla a temperatura ambiente, tapada con aluminio), sin embargo pierde su parte crocante, incluso las almendras se ponen blandas. Es mejor hacerla el día que se va a comer.

-Ya que esta relleno nuestro Paris-Brest, no debemos dejarlo más de 4 a 6 a temperatura ambiente (dependiendo el clima que tengamos), ya que la crema pastelera es muy delicada al contener leche y yemas de huevo. Y cuando lo metemos al refrigerador pierde totalmente su textura. LO IDEAL es comerlo el día que se prepara.
La crema pastelera si se puede hacer hasta dos días antes.



Fuente: Pasta Choux Joy of Baking | Crema Pastelera súper fácil, adaptada de Martha Stewart


Mi esposo y yo no podemos vivir sin el café y los postres con este sabor nos gustan mucho. Espero que ustedes también, por que esta crema pastelera sabor café es más que buena (Yo estaba a punto de terminarla a cucharadas). De no ser así, recuerden que lo pueden omitir y usar el extracto de vainilla.

He hecho cosas deliciosas para ustedes, pero esto ha llegado a otro nivel. No quiero imaginar como es comer un Paris-Brest de Pierre Hermé o de cualquier pastelería en París, ¡deben ser el CIELO!.




¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie







Premio "LIEBSTER AWARDS 2015" {Post Especial}

jueves, 12 de febrero de 2015

portada+entrada.png (735×1102)



He recibido "El Premio Liebster", de manos de mi querida Elisa, creadora del blog Que no te falte un perejil, estoy muy feliz de que haya pensado en mí y lo recibo con mucho gusto. Ella es una gran cocinera y lo que me gusta de su blog es que tiene recetas para todos los días y cualquier ocasión. 


Reglas a seguir para recibir el premio:

Seguir el blog que te ha nominado.
Los invito a que visiten y que sigan al igual que yo Que no te falte un perejil

Nominar 11 blogs.
Mi única nominada es Cuca de Los dulces secretos de Cuca, que al igual que yo tiene un gran diente dulce y sería feliz viviendo permanentemente entre harina y chocolate.

Responder estas 11 preguntas.
  • ¿Cuándo empezaste con tu blog? Hace casi un año, el 17 de febrero será "Mi primer cumple Blog", estoy muy emocionada por eso.


  • ¿Por qué decidiste hacerte blogger? Para compartir mis experiencias con el horno, y me ha dado más satisfacción de lo que imaginé.

  • ¿Qué nos enseñas en tu blog? A hacer postres deliciosos y la mayor parte de ellos sencillos, sin que antes sean probados y aprobados por mis más grandes jueces, mi esposo y mi pequeñín.

  •  ¿Cada cuanto publicas un post? Al principio tuve algunas dificultades con los tiempos de publicación. Pero ahora por lo regular una vez a la semana, aunque me gustaría que fuera cada 5 días. Trabajo en ello.

  • ¿En que redes sociales te podemos encontrar? Google +, Facebook, Twitter, Pinterest y bloglovin'

  •  ¿Porqué elegiste ese nombre para tu blog? El nombre del blog tiene un significado muy especial para mí y para mi familia. Bruni era el nombre de mi suegra, que aunque no tuve la dicha de conocerla, gracias a las historias de mi esposo y mis cuñados siento que la llegue a conocer un poquito. A ella le gustaba mucho cocinar y siempre que podía horneaba algo para sus 5 hijos, entre ellos mi marido "un niño muy quisquilloso", pero que amaba todo lo que le preparaba su mami, con lo que fuera que tuviera en casa. Es una manera más de recordarla y rendirle de algún modo un pequeño homenaje.                                                                                                                                                             Boulangerie es panadería en francés, la repostería y panadería francesa es lo que más me gusta. El nombre de mi blog es "La panadería de Bruni". 

  • ¿Cuál es tu última canción favorita? El ABC (en inglés), mi hijo se la pasa cantando el abecedario y aveces me pide que haga el coro, o que lo siga. Y todas las que le gusten a él.

  •  ¿Cuáles son tus blogs favoritos? Tengo muchos y la lista sigue creciendo...

  • ¿Cuál es tu red social favorita? Google+, Twitter y Pinterest.

  •  ¿Video Blog o Blog tradicional y porqué? Blog tradicional por el momento, no descarto en un futuro hacer videos para el blog.

  •  Espero que sigas actualizando tu blog ¿Qué me traerás en él? Sigo trabajando en el diseño del blog, espero pronto tenerlo terminado.


En unos días les tengo la receta, les debo la de esta semana ya que por querer experimentar un poco, no tuve el resultado que deseaba en la receta. No siempre es bueno tener "inspiración".

Gracias por leerme.
Lo quiere, Maribel Cota



¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

Pastel de Elote {Sin Harina}

jueves, 5 de febrero de 2015



Me gustaría decirles que desde pequeña estuve rodeada de dulces y panes hechos en casa (me encanta escuchar esas historias). Pero mi historia fue muy diferente. Como algunos ya saben, mi gusto por la cocina, llego hasta que me casé. La realidad es que cuando era soltera, no me metía a la cocina, al menos de que fuera una verdadera EMERGENCIA. "Las vueltas que da la vida", ahora paso el mayor tiempo ahí, ya no me pueden sacar.

Mi abuela y mi mamá son muy buenas cocineras, sin embargo no se les dio mucho lo dulce. De que les gusta, eso no se ponen en duda. Pero lo dulce no fue lo suyo.
El horno en mi casa (la casa de mi mamá) se utilizaba como alacena. No se prendía hasta que se llegaba las fechas decembrinas y en situaciones muy remotas. [Mamá, abuelita, se que las estoy balconeando].


Lo que si recuerdo, y muy bien, es cuando de pequeños mis primos y yo ayudábamos a mi abuelita a pelar elotes. Mientras ella molía los granos en su pequeño e improvisado molino. "Nos preparábamos para hacer tamales de elote".


Le dije a mi mamá cuanto se me antojaba hacer los tamales de elote. Pero con la mega cansada que nos dimos haciendo tamales para navidad, por más antojo que tenía, preferí cambiar el menú. Pastel de elote, será.

Al igual que los tamales de elote, con la receta de hoy también tengo buenos recuerdos. Fue una de las primeras recetas que hice, cuando estaba recién casada. Y que me quedara bien, aun cuando yo tenía conocimientos demasiado básicos de cocina o más bien casi nulos, me dio una gran felicidad.

Además de que ya se los había prometido en el Recorrido Dulce en Manzanillo (ya que recordé estas recetas comiendo una deliciosa nieve de elote de garrafa). Promesas son promesas, aquí les tengo la receta.



Pastel de Elote {Sin Harina}



Ingredientes.
  • 8 elotes desgranados (4 1/2 taza aprox.)
  • 5 huevos, a temperatura ambiente
  • 226 g mantequilla, a temperatura ambiente
  • 1 a 1 1/2  lata de leche condensada (397 g - 595 g)*
  • 1/2 cdita. canela molida en polvo
  • 1/2 cdita. sal
  • 1 Cda. polvo para hornear


Procedimiento.
Precalentamos el horno a 350 º F (180 º C ). Preparamos nuestro molde (yo utilicé uno de 22 cm.), engrasamos con mantequilla, ponemos papel encerado en el fondo y enharinamos.
En un bowl pequeño acremamos ligeramente nuestra mantequilla con una cuchara de madera, dejamos de lado. Procesamos o licuamos el elote. Ahora agregamos los huevos, leche condensada, polvo para hornear, sal y la canela molida, procesamos de nuevo hasta que este integrado todo. Agregamos la mantequilla que acremamos y volvemos a procesar sólo hasta que este homogénea nuestra mezcla.
Agregamos a nuestro molde (en caso de utilizar un molde con otra medida, cuidar no llenar más de 3/4 de su capacidad, ya que el pastel sube un poco). Horneamos por 50 a 60 minutos, o hasta que tenga un tono dorado en las orillas y en la parte de arriba este sólo ligeramente dorado. Hacer la prueba del palillo.

Dejamos enfriar en el molde por 15 minutos. Pasado ese tiempo, le pasamos un cuchillo pequeño (sin filo) alrededor para despegar el pastel, con mucho cuidado, ya que se puede romper. Volteamos, le quitamos el papel encerado del fondo y dejamos que enfríe por completo boca abajo en una rejilla.




Notas.
*En caso de querer dulce el pastel de elote, agregar la 1 1/2 lata de leche condesada (con una lata esta solo ligeramente dulce), o se puede utilizar una lata y al momento de servir la rebanada de pastel, bañar con leche condensada.

-No se tienten en querer ponerle más canela (yo lo hice en otra ocasión) ya que siendo el sabor del elote tan sutil, la canela lo opacaría un poco.
-El mejor momento para comer este pastel es el día que se hizo ya que es muy delicado. Su fecha de caducidad es muy pronta. Sólo dura un día a temperatura ambiente en un contenedor hermético o hasta tres días en el refrigerador. Cuando se guarda en el refrigerador se pone un poco duro, pero igual es delicioso. IMPORTANTE guardarlo en el contenedor hasta que este completamente frío.



Fuente: Receta adaptada del libro "La Cocina Familiar en el Estado de Coahuila"




Hoy tuve ayuda de mi mamá. Ella me ayudo con la receta, ya que no sólo hicimos este pastel hicimos uno más y más grande. Dos docenas de elotes, tuvimos que limpiar y desgranar. Gracias mamí, y por supuesto gracias a mi hermanita por hacer de niñera y cuidarme a Saúl.

Espero que les guste esta receta, tanto como le gusta a toda mi familia. Para que el pastel de elote tenga una textura muy buena, recuerden utilizar los elotes más tiernos que encuentren. Aunque tiene la leche condensada no es muy dulce, por eso puse la opción de agregar media lata más de leche condensada, si lo desean. Además de delicioso, es un pastel "libre de gluten". Perfecto para la mañana, tarde, noche, o cualquier hora del día.



¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie