Madeleines con Chocolate y Rosas {Celebrando el Tercer Aniversario del Blog}

viernes, 17 de febrero de 2017




Un año más ha pasado, ¡es el tercer aniversario de Bruni´s boulangerie!
A este blog le he dedicado mi tiempo, mi esfuerzo, mis desveladas, y sobre todo mi amor. 

Y  no les voy a mentir, no todo ha sido miel sobre hojuelas este último año. Sobre todo porque me costó mucho trabajo ser regular en mis publicaciones, que más quisiera yo nunca faltar con receta y estar aquí cada semana. Yo no paro de hornear (y más de 10 recetas en espera lo comprueban). Pero sentarme a escribir un post, escoger las fotos y editarlas, a veces es complicado. Además de que creo soy la más lenta. La mayoría del tiempo me lleva tres días o más en terminar un post (y eso que ahora soy más "rápida", antes tardaba mucho más que eso) claro no estoy todo el día en la compu, pero trato de utilizar todo mi tiempo "libre".

Aunque al parecer últimamente parece que todo se va acomodando, ya que mis últimas publicaciones han sido cada semana, y no saben lo contenta que eso me tiene.

Hace unos días le decía a mi esposo que no sabría qué sería de mi vida sin el blog y sin mi pasión por los postres, porque esto me da muchísima alegría y tiene un cachito de mi corazón. Después le dije que seguramente algún otro hobby tendría, aunque no me imaginaba haciendo algo difenete. Gracias al cielo que no fue otro y fue este. No sé si yo lo elegí o el me eligió a mí, pero me alegra tanto que nos hayamos encontrado en el camino.

Gracias a cada uno de ustedes que me leen y que forman parte de Brunís boulangerie.



Les conté en los Muffins de Blueberries que tenía un nuevo libro, un libro que es todo un sueño, "Bouchon Bakery" de Thomas Keller y Sebastien Rouxel. En esa ocasión para no extenderme más no les conté mucho acerca de mi gran adquisición, hoy les contaré.
A este libro yo le estuve echando ojitos desde hace mucho tiempo, admiro muchísimo al Chef Thomas Keller y no sólo porque cuenta con 7 estrellas Michelin entre tres de sus restaurantes.
Probé sus creaciones en una de mis visitas a Las Vegas, su croissant  era excepcional. 
En el momento que lo probé me dije a mí misma que tenía que hacer lo más parecido a ese croissant, con su libro podía hacerlo, ahí tenía la receta entre tantas otras más delicias francesas.

Siempre que visitaba una librería en San Diego me la pasaba hojeando el libro, y por más de que quería que fuera parte de mi colección, no lo compraba. Me esperé mucho tiempo porque me sentía incapaz o poco preparada para un libro de esa magnitud.

El año pasado ya no quise esperar más y aunque aún no me sentía preparada, bueno, ya saben, por lo regular uno aprende a prueba y error. Ya estaba decidida. Pensaba hacerme un autoregalo para Navidad, pero muchos meses antes mi esposo me sorprendió y me lo regaló en nuestro aniversario. 
Ahora que lo tengo me doy cuenta de lo equivocada que estaba, sí, el libro tiene recetas un poco laboriosas o con técnicas que nunca había escuchado, pero está explicado tan bien y tan detallado que lo entiendes a la perfección. Y por otra parte también cuenta con recetas sencillas como los muffins o estas madeleines.

Muchos dicen que es el libro perfecto para los expertos y para los aficionados, y es verdad. Si amas la repostería y la panadería este es tu libro. ¡Lo tienes que tener!



Desde mi primer receta en el blog que fue francesa, se volvió una tradición para mí seguir celebrando año con año con una receta francesa. Así lo hice en la celebración de mi primer año, con un Paris-Brest con Crema Pastelera de Café, en mi segundo año con Profiteroles y ahora con unas divinas madeleines.

La primera vez que miré unas madeleines fue en una película. Y ya quisiera  yo que hubiera sido en una romántica de esas que tanto me gustan, pero no, fue en una de acción. Una chica en agradecimiento a un tipo que la había salvado y la estaba protegiendo, le preparó madeleines. Ese fue el día que las conocí y fue amor a primera vista.

Hacer madeleines no tiene mucha ciencia,  sin embargo es necesario un molde especial para hacerlas. Y otras cosa importante es que  la masa tiene que reposar toda la noche en el refrigerador.
Yo sé que a veces es difícil esperar, pero después del reposo de la masa, en el horno no duran nada. ¡Quedan en muy pocos minutos.

Yo compré hace poco tiempo mi molde, y me pareció excelente idea estrenarlo en una ocasión tan especial como lo es el aniversario del blog.

Adapte un poco la receta ya que omití las gotitas de aceite de limón que originalmente tenía (aunque también era opcional) y lo intercambié por extracto de vainilla. Y para hacerlas más lindas de lo que ya son las madeleines, porque por si solas son preciosas; las pasé por chocolate y decoré con pétalos de rosa de Castilla, que me traje de una visita de los viñedos en el Valle de Guadalupe el pasado verano.





Madeleines con Chocolate y Rosas


Ingredientes.
12 madeleines.

  • 1/4 taza + 3 1/2 Cdas. (68 g) harina, todo uso
  • 1/2 cdita. polvo para hornear
  • 1/4 taza + 1 1/4 cdita. (55 g) azúcar granulada blanca 
  • 1/8 cdita. sal de mar fina
  • 1/4 + 1 Cda. huevos, a temperatura ambiente* 
  • 65 g mantequilla sin sal, a temperatura ambiente + para molde
  • 2 cditas. azúcar mascabado
  • 1 1/4 cdita. miel de abeja
  • 1 cdita. extracto de vanilla
para finalizar:
  • 150 g chocolate 70 % cacao, troceado un poco fino
  • pétalos de rosa de Castilla


Procedimiento.
En un bowl mediano cernimos nuestra harina y polvo para hornear. Agregamos la sal y mezclamos. Dejamos de lado.

Agregamos los huevos y el azúcar al bowl de la batidora y llevamos a calentar por unos segundos a fuego directo en la estufa, o si está utilizando una batidora de mano, utilizar un bowl que sea de acero inoxidable. Mezclamos con el aditamento de batidor globo de la batidora mientras esté en el fuego, esto es para disolver el azúcar.

Ahora pasamos el bowl a la batidora o batimos con la batidora de mano a velocidad media-alta durante 1 minuto. Después incrementamos la velocidad a alta y batimos por 4 minutos más, hasta que el color de la mezcla esté claro y doble su volumen.

Mientras tanto en una olla llevamos a fuego medio-alto nuestra mantequilla, azúcar mascabado y miel, hasta disolver los ingredientes. Cerca de un minuto. Removemos del fuego.

Agregamos la mitad de los ingredientes secos a la mezcla de huevo/azúcar y con una espátula de silicon mezclamos de manera envolvente, continuamos con el resto de los secos. Mezclando sólo hasta combinar. Limpiamos las paredes del bowl para integrar muy bien los ingredientes y agregamos la mezcla caliente de nuestra olla y el extracto de vainilla. Envolvemos con la espátula hasta obtener una mezcla suave. Pasamos a un contenedor hermético nuestra mezcla y llevamos a refrigerar durante todo la noche.

Precalentamos el horno 350 °F (180 °C).
Con una brocha agregamos mantequilla a las cavidades de nuestro molde. Lo llevamos a refrigerar o a congelar hasta que la mantequilla se endurezca.

Transferimos la mezcla a una manga con o sin duya. Y rellenamos repartiendo entre las 12 cavidades (también podrían utilizar una cuchara para rellenar). Levantamos el molde y dejamos caer sobre nuestra mesa para sacar las burbujas de aire y la mezcla se asiente.

Llevamos al horno por 7 a 9 minutos, hasta que estén ligeramente doradas en las orillas y al insertar un palillo salga limpio.
La parte de abajo, la que está en contacto directo con el molde es la que quedará completamente dorada, tengan cuidado de no dejarlas mucho tiempo en el horno.
Sacamos de inmediato del molde y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


Derretimos el chocolate a baño María** o en el microondas con intervalos de 30 segundos y revolviendo entre cada intervalo. Pasamos el chocolate a un vaso poco profundo y sumergimos cada una de las madeleines en el chocolate. Ponemos pétalos de rosas y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que el chocolate se endurezca, o para agilizar el proceso llevar al congelador por unos minutitos.




Notas.
*Para sacar la porción que ocupaba de huevo, mezcle dos huevos en un pequeño bowl y medí lo que necesitaba. El resto lo guarde para un omelete.

** Para hacer el baño María, llevamos una olla con agua de una o dos terceras partes llena al fuego. Todo depende de la profundidad de la olla, sólo debemos evitar que el agua toque el fondo del bowl que pondremos más tarde con el chocolate. Y cuando esté caliente el agua ponemos encima el bowl con el chocolate ya troceado. Mantenemos el fuego y si llega a hervir el agua bajamos el fuego al mínimo. 

-Las madeleines son deliciosas el día que se hornean, sin embargo pueden guardarlas hasta por un día más en un contenedor hermético. 





Fuente: Receta inspirada y adaptada del libro Bouchon Bakery



Todos en casa las adoramos por igual.






¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie


También me encuentran en:   |  facebook  | twitter  |  instagram  |  pinterest  |  google +

Pay de Zarzamoras y 8 Ideas más para un Dulce San Valentín

miércoles, 8 de febrero de 2017





¿Recuerdan que el año pasado les conté que en la escuela yo era la chica más cursi que podía haber? Les decía que me encantaba tapizar mis cuadernos de corazones. También les dije que ya había cambiado.
No sé si ya no ser cursi sea algo bueno o malo. 

Yo era muy detallista con mi esposo antes de casarnos y de recién casados. Siempre lo sorprendía con  pequeños detalles, también acostumbraba hacerle cartas y recaditos. Se los dejaba en algún saco o en algunas ocasiones que le tocaba salir de la ciudad por trabajo los ponía en su maleta a escondidas. 
Poco a poco dejé de hacerlo, realmente fue sin querer. Puede ser que ahora esté más falta de tiempo o tal vez eso era parte de la etapa de enamoramiento. Ya saben, esa cuando uno no hace más que pensar en el novio, no se le quiere ni despegar ni un momento cuando están juntos (siendo sincera así sí sigo siendo, cuando mi esposo está en casa quiero estar en todo momento a un ladito de él) y hacemos una cantidad de locuras por amor.

Creo que yo tengo que hacer el propósito de volver a ser detallista y hacer locuras por amor de vez en cuando. Que importa si tenemos uno, tres o siete años de casados (¡en unos meses cumplimos siete!)  Él sabe cuanto lo amo, pero no está de más hacérselo saber de muchas maneras diferentes.

Barras de Dátiles con Pistachios y Coco {Fáciles y Saludables + Veganas}

viernes, 3 de febrero de 2017



Mi peso siempre ha tenido sus altibajos desde que era una niña, he pasado de llenita a flaquita (o casi flaquita). Mi alimentación era muy mala, me mal pasaba mucho, era de las personas que les encantaba comer cosas light. Barras de granola, yogur, cereales (de esos productos que aparentemente son saludables y están llenos de azúcar) y té frío "nestea", vivía engañada con esos productos. 
Cuando me casé lo primero que deje fueron todas las bebidas azucaradas. Decidí implementar en mi vida "no tomo calorías, me las como", así que mil veces prefería comerme un pan a tomarme una soda o un té industrializado. Ya todas mis bebidas eran sin azúcar. Baje varios kilos gracias a eso y que además yo preparaba comida en casa y lo hacía de una manera equilibrada (de lunes a viernes, el fin de semana si me comía mi hamburguesa y papas fritas), comía a mis horas y todo iba perfecto. Dos años después Saúl ya estaba con nosotros. En el embarazo yo me cuide mucho, comía saludable por mí y por mi bebé. Y eso rindió frutos, a los meses de que nació Saúl yo estaba más delgada que nunca. Pasaron lo años y yo no sufrí para nada con mi peso, comía lo quería, y yo me sentía perfecta con mi peso.

Eso no podía seguir por mucho tiempo, no sé si mi metabolismo se puso lento de nuevo, fue mi edad, que no es lo mismo los veintes que los casi treintas o que horneaba mucho más que antes y todo me lo comía, que sin darme cuenta subí algunos kilos.
Me probé una falda y dos jeans que tenía un año o tal vez un poco más sin usarlos y ninguno me entró. 
Tenía que ponerle remedio a eso.

Era o dejar los postres o hacer mis comidas más saludable. No fue tan difícil elegir para mí. Ahora estoy comiendo mucho más saludable. Como más verduras que nunca. El miércoles hice tahini y ayer cocí unos garbanzos, con el tahini es mi primera vez y con los garbanzos yo solo los comía con el caldo de res. Ahora los grabanzos los pienso usar en un humus y para agregarle proteína a mis ensaladas. Y el tahini también lo usaré en el humus que es unos de los ingredientes principales para hacerlo y por supuesto para aderezar mis verduras y darles sabor. Estoy comiendo más aguacate que nunca para consumir mi grasa saludable, y en general en la tarde mi comida es vegetariana o vegana. 
¿Y qué creen? esto ya me está empezando a funcionar porque un pantalón ya me queda, y justo lo traigo puesto en estos momentos. 


Galletas con Mermelada y Coco

viernes, 27 de enero de 2017





Creo que ya les había contado que yo aprendí a cocinar gracias a los benditos programas de cocina, uno de ellos y de mis favoritos era "Barefoot Contessa" de Ina Garten.

Hace un tiempo miré en la web una imagen de esas a la que le llaman "meme" de Ina, en la que decía: If you don´t have time to travel to Madagascar and pick your own vanilla beans, store bought is fine (si no tienes tiempo para viajar a Madagascar y recoger tus propias vainas de vainilla, de la tienda está bien) Me ataqué de la risa, es algo exagerado. Sin embargo algo se asemeja a la realidad. Ella utiliza muchos ingredientes de los cuales la mayoría de nosotros no disponemos de ellos.
Me tocó veces en las que decía en su programa que le había quedado langosta del día anterior o caviar y con eso haría la receta del episodio que estaba viendo.  ¿A qué persona le sobra langosta o caviar? Sólo a Ina. 

Aún así me encantaba ver su programa, si no hubiera sido por ella yo no hubiera conocido muchos de los ingredientes y de la cocina gourmet que ahora conozco. Me tocó ir a un restaurante (de esos especiales que vamos muy de vez en cuando) e imaginar a qué sabría el plato, sólo por el simple hecho de que ella había usado algunos de los ingredientes y los describía de tal manera que se me quedaba grabado en la mente.

Hace unos meses le decía a mi esposo que ya extrañaba su programa, que ya nada más me la pasaba haciendo lo mismo de comer y necesitaba de inspiración. Lamentablemente ya no tenemos ese canal desde hace años. ¡Pero existe YouTube!, los días siguientes me la pase viendo vídeos, muchos vídeos de Ina Garten. Y sí, me inspiré. No puedo decir que he hecho las reectas idénticas a las del programa, pero he hechos mis variaciones con lo que tengo en casa y con lo que puedo conseguir o comprar.

Afortunadamente en la mayoría de las recetas dulces, ella utiliza ingredientes que muchos de nosotros tenemos en casa o que fácilmente podemos adquirir en cualquier mercado, como las Galletas de Mantequilla que hice hace un año. Y ahora estas deliciosas Galletas con Mermelada y Coco o en inglés "Jam Thumbprint Cookies"



Macarons Especiados con Ganache de Chocolate

jueves, 19 de enero de 2017




Casi al finalizar el año le decía a mi esposo que no me había enfermado en este invierno.
Y resulto que a los días que comenzó el año me enfermé, ¿pero qué pensaba? Si el invierno aún no termina.
Ayer me compré cerca de mi casa un jugo verde con jengibre, dicen que el jengibre es una maravilla para las enfermedades respiratorias, y parece que sí, porque siento que me ha ayudado.

Al final esto no es nada que con descanso, unos tés y por supuesto pastillas para el dolor me sienta mejor. El dolor de oídos y de cabeza parece que se está yendo, creo que en un par de días estaré como nueva. 

Aunque no me quejo, ya que he tenido algún tiempo descansado y me ha servido para encontrar más inspiración dulce. Como escuché por ahí recientemente, "no todo es absolutamente bueno, ni absolutamente malo".
Estar tumbada en el sillón de algo me ha servido.

¿Qué les parece si empezamos con la receta?
Ya ha pasado un año desde que les conté sobre mi gran experiencia en mi Clase de Macarons en Sur La Table, los meses así de rápidos se me fueron y apenas les estoy compartiendo la primer receta de macarons en el blog. 

Esta receta la tenía guardada desde hace un tiempo, no había tenido oportunidad de compartirla ya que se atravesaron todas las recetas navideñas, los Brownies Doble Chocolate, las vacaciones, la Rosca de Reyes y tantas cosas más.