Rosca de Reyes

miércoles, 4 de enero de 2017



¡Feliz 2017! ¿Cómo se la han pasado en estas fiestas?

Nosotros seguimos con la tradición de dejar galletas para Santa, sólo que esta vez Saúl también pidió un poco de leche, el año pasado no lo hizo, y a papá y mamá no se les ocurrió. A diferencia del año pasado que hice Galletas de Mantequilla para Santa, esta vez hice unas con chispas de chocolate, pero aunque estaban ricas, no estaban tan buenas como estas. Así que esa receta lamentablemente esta descartada para compartirla. La recetas que sí les compartiré próximamente son las de estas galletas que hice para llevar a la familia.

También armamos una casita de jengibre y nos quedó muy linda, yo estaba muy orgullosa de mi peque, ¡todo un constructor! Esa es una nueva tradición que ha llegado a casa, nos divertimos mucho. Yo paré unos momentos entre la cocinada y el caos de mi casa para hacer la casita. Y fue tan, tan relajante. Además de que pase unos minutitos con mi hijo, porque ya saben esos días son muy ocupados, y sobre todo si todo el día te la pasarás en la cocina. 
Al día siguiente, mi peque abrió sus regalos, y tal parece que Saúl se porto bien, porque Santa le ha traído los regalos que pidió. Al igual que hace dos años fuimos a la nieve. Y por supuesto hicimos nuestro snow men, creo que esta vez hasta nos quedó mejor.

El 31 de diciembre ya no fue el caos total del 24. Tenemos la costumbre de hacer algo más fácil en esa fecha. Y por lo regular empiezo con la cena por la tarde, a diferencia de la cena de Navidad que desde en la mañana ya estoy en la cocina. 

En general fue días de estar con la familia; disfrutando, paseando, descansando y por supuesto comiendo.



Yo les tenía prometido la receta de Reyes, bueno si es que me quedaba. Y como verán mi primer rosca de Reyes me ha quedado (tal parece que si han cruzado los dedos por mí, gracias por eso).

Al igual que el Pan de Muerto, esta receta es también del libro "Panes Mexicanos" del Chef Irving Quiroz.
En este libro todas las recetas de pan son hechas a mano, aunque claro, tienen la opción de hacerlo con batidora. Pero yo he decidido hacerlo justo como lo hace el chef en el libro, ah porque en algunas recetas van a ver al Chef en acción en el paso a paso.

Antes de este libro yo no había hecho pan a mano, sólo utilizaba la batidora, y no es que sea más fácil o difícil. Debo de confesar que la primera vez hice una receta de "Panes Mexicanos", no me quedó, ¿y, por qué fue? ¡Porque no leí bien las instrucciones! Estaba tan acostumbrada a hacer pan en batidora, y hacer pan a mano es otra cosa totalmente diferente.

A mí me parece que cada procedimiento tiene su truquito, en una tenemos que pegarle el ojo, y en el otro tenemos que sentirla. Eso si, al hacer nuestros panes a mano, hay que amasar, y mucho. Como les decía en alguna ocasión, ¡haremos brazo!

Y por supuesto, lean bien las instrucciones para que no les pase como a mí. Afortunadamente eso sólo me paso una vez y los panes siguientes a la primera me han quedado perfectos, como esta deliciosa rosca de Reyes.


Yo utilicé un muñequito de porcelana que tenía guardado desde hace años, esa vez a mí me tocó. Ustedes pueden utilizar los que se utilizan comúnmente, los de plástico. Por lo general mientras más grande sea la rosca más muñequitos tiene, sin embargo por el significado que tiene, algunas personas sólo ponen uno sin importar el tamaño de la rosca. Yo sólo puse uno porque es el único que tenía. Sentí que a la persona que le saliera tendría mucha más suerte. Tantas rebanadas y un sólo muñequito, realmente sería el afortunado y por supuesto le tocarían los tamales para el Día de la Candelaria.


La rosca es de tamaño grande, va a crecer mucho en el horno. Les recomiendo que la charola que utilicen sea de al menos de 30 x 40 cm. Ese tamaño fue el que utilicé yo. En el caso de que cuentan con una charola más grande, la pueden usar. Así podrían hacer más larga y más delgada la rosca, si lo prefieren.



Ya les decía en los Cupcakes Navideños que no encontraba por ningún lado el acitrón rojo y verde. Y al final seguí sin encontrarlos. Investigue si con mi acitrón natural podía usar colorante para obtener los colores que quería, y sí, encontré varias maneras. Pero con la que me quedé y me funcionó fue con agua y colorante. Dejé remojando unos minutos el acitrón y listo. Al final no pude tener el acitrón rojo porque no tenía en casa ese color y en su lugar utilicé el anaranjado. En las notas les contaré de forma más detallada en el caso de que también quieran dar color a su acitrón.




Rosca de Reyes


Ingredientes.

Para la Cobertura:
  • 50 g mantequilla sin sal, en cubos y fría
  • 55 g harina, todo uso
  • 55 g azúcar glass
  • 20 g yemas

Para la Masa:
  • 1 kg harina, todo uso + para mesa de trabajo
  • 10 g sal de mar fina
  • 15 g levadura en polvo instantánea
  • 150 ml leche entera, a temperatura ambiente + de ser necesario
  • 175 g azúcar granulada blanca
  • 300 g huevo, a temperatura ambiente
  • 220 g mantequilla sin sal, a temperatura ambiente + para engrasar bowl
  • 10 ml extracto de vainilla
  • ralladura de media naranja

Para el Terminado:
  • muñequitos
  • nueces, troceadas toscamente
  • higos cristalizados, en mitades o cuartos (depende del tamaño)
  • cerezas en almíbar, escurridas y cortadas a la mitad
  • acitrón, cortado en tiras
  • azúcar granulada blanca
  • brillo de huevo, un huevo batido + una pizca de sal + pizca de azúcar


Procedimiento.

Para la Cobertura:
En un tazón pequeño mezclamos a mano la mantequilla y harina, hasta obtener una consistencia arenosa y que los ingredientes estén integrados. Agregamos el azúcar glass y yemas, mezclamos hasta obtener una masa homogénea y maleable. Tapamos con plástico adherible y reservamos.


Para la Masa:
En nuestra mesa de trabajo formamos un volcán con la harina y hacemos un orificio en el centro, colocamos dentro la sal y la levadura en polvo. Mezclamos con un poquito de leche y con harina de alrededor. Agregamos un poco más de leche (no toda) y continuamos incorporando el resto de la harina poco a poco.

Añadimos los huevos uno a uno sin dejar de trabajar la masa e incorporamos el resto de la leche gradualmente. Amasamos hasta obtener una masa homogénea y elástica que se despegue de la superficie de trabajo. -En este punto mi masa no tenía nada de humedad, la harina estaba muy suelta, así que agregue un poco más de leche-.

Agregamos poco a poco el azúcar amasando hasta que se integre por completo; incorporamos la mantequilla de la misma forma, así como el extracto de vainilla y la ralladura de naranja. Trabajamos la masa hasta que esté suave, firme y elástica (a punto de media o ventana).  -En este punto la masa estará muy pegajosa, no se debe de agregar más harina. Debemos amasar por varios minutos, hasta que la harina no se nos pegue en las manos ni en la mesa de trabajo-.

Engrasamos un bowl grande con mantequilla y colocamos la masa, cubrimos con plástico adherible. Dejamos fermentar la masa a temperatura ambiente durante una hora o hasta que duplique su volumen.

Enharinamos nuestra mesa de trabajo, colocamos la masa encima y ponchamos. Estiramos con un rodillo y formamos un rectángulo. Enrollamos un poco y agregamos los muñequitos, seguimos enrollando hasta obtener un rollo apretado. Alargamos el rollo unos 90 cm aproximadamente rodándolo hacia abajo y arriba con nuestras manos. Tratamos de que todo el rollo tenga el mismo grosor. -
Con mucho cuidado pasamos el rollo a una charola de al menos 30 x 40 cm con papel encerado o un silpat, si se mira la unión de la masa, procuramos que esté en la parte de abajo. Juntamos los extremos del rollo y damos forma a la rosca.


Para el Terminado:
Barnizamos muy bien la rosca con el brillo de huevo.

Amasamos ligeramente la cobertura y dividimos en 6 partes. Damos una forma alargada con nuestras manos (si está pegajosa pueden poner azúcar glass en sus manos para trabajarla) de aproximadamente 12 cm de largo y 4 cm de ancho.

Colocamos la cobertura sobre la rosca de forma simétrica, dejando espacio entre cada una y agregamos nueces encima. Ahora seguimos con la fruta cristalizada en los espacios libres. Espolvoreamos con azúcar y dejamos reposar durante una hora o hasta que duplique su volumen.

Precalentamos el horno a 165 º C (o si su horno es como el mío, que es difícil que dore, la temperatura será a 180 ºC).
Llevamos al horno por 30 a 45 minutos, hasta que dore.
Retiramos del horno y dejamos que enfríe por completo.




Notas.
-Para pintar el acitrón:
  1. Cortar en tiras el acitrón y quitar la parte dura del azúcar para que se haga más manejable a la hora de ponerlo sobre la rosca.
  2. Poner el acitrón y agua en un plato ondo, la necesaria para que cubra un poco el acitrón.
  3. Agregar de poco a poco colorante en gel hasta obtener el color deseado.También pueden probar con el liquido, pero es probable que tengan que utilizar más colorante.
  4. Dejar reposar unos minutos.
  5. Quitar el exceso de agua con servilletas y dejar a temperatura ambiente sobre un plato limpio y extendido para que termine de secar. De preferencia pintar el acitrón un día antes de necesitarlo para que esté completamente seco y no escurra el agua con color.
-La rosca es más rica el día que se prepara y hasta el día siguiente, ya que al pasar los días la miga se va poniendo durita.




Fuente: Receta inspirada y ligeramente adaptada del libro Panes Mexicanos


La masa de la rosca no es muy dulce, lo que le aporta el dulzor es la fruta cristalizada y la cobertura. Por eso tienen que dejarla llena de fruta y muy pegadita, ya que además al hornearse la rosca se separa un poco. Y si son de diente más dulce les recomiendo que espolvoreen de manera generosa con azúcar antes de meterla al horno, yo sólo la espolvoreé un poco, pero para la próxima creo que tal vez le pondré un poco más.

Toda la rosca es muy deliciosa, pero mis partes favoritas fueron las que tenían higos y las de cobertura con nueces. Por eso al menos mi primer rebanada de rosca fue con higo y cobertura.

Al ser sólo un muñequito, no salía y no salía. Todos esperando que saliera, salió hasta el siguiente día, quedaban como tres rebanadas de rosca nada más, al final mi esposo fue el afortunado.





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie



También me encuentran en:   |  facebook  | twitter  |  instagram  |  pinterest  |  google +

Cupcakes de Pasas, Coco y Ron {Navideños}

lunes, 19 de diciembre de 2016




Hemos llegado a la última receta de Bruni´s boulangerie en este 2016. 
Yo tenía en mis planes irme de vacaciones a mediados de diciembre justo como lo hice el año pasado, pero tenía que compartirles algunas recetas antes de que eso sucediera y de hecho me voy queriendo compartir unos macarons que tengo por ahí, les prometo el año entrante compartirlos. Esta vez, el tiempo me ha ganado.
Y si todo sale bien, también podré compartirles mi primera rosca de Reyes, ya estoy comprando los ingredientes, nada más me falta comprar el acitrón rojo y verde que no he encontrado por ningún lado.
 Sólo me iré un par de semanas y a principios de enero ya me tendrán de vuelta, justo para la rosca. (Crucen los dedos para que me salga).

¡Empecemos con la receta!
Tal parece que a mí por alguna razón me gusta celebrar la Navidad con cupcakes. El año pasado hice para la revista  Navidad para compartir unos "Cupcakes de Manzana y Dátiles". Y ahora les traigo unos "Cupcakes de Pasas, Coco y Ron".
Pero es que cualquier ocasión es buena celebrar con unos cupcakes. Y más si estos tienen esos sabores que tanto nos gustan en estas épocas. 



Disney California Adventure

lunes, 12 de diciembre de 2016



Hace años que mi esposo y yo queríamos ir a "el lugar más mágico sobre la tierra", sólo que esperábamos a que Saúl creciera un poco, siempre dijimos que cuando él cumpliera 5, iríamos.
¿Y por qué queríamos esperar tanto? Escuchamos tantas historias acerca de niños pequeños que la habían pasado mal.

Mi peque ya ha visitado el San Diego Zoo, Legoland y Universal Studios, en estos parques sólo nos quedamos máximo hasta las 5 de la tarde. En Disney pensábamos quedarnos todo el día. Por este motivo esperaríamos a que Saúl estuviera más grandecito, no queríamos que cayera rendido en plena fila de una atracción. 
No pudimos aguantar hasta los 5 años, pero casi, casi. Ya sólo le faltaban unas cuantas semanas para cumplirlos.
-Esta fue nuestra decisión, sin embargo nosotros vimos muchos niños pequeños por todo el parque, incluso mamás con sus hijos recién nacidos. Así que si ustedes tienen niños pequeños y quieren ir, ¡adelante! Y de hecho recientemente escuchamos una buena historia, una niña de dos años estaba más que feliz viendo a sus princesas favoritas, disfruto de todo y ella estuvo muy contenta durante todo el día-.

A la hora de decidir cuál parque visitaríamos, creo que fue fácil, A Saúl le gustan muchos personajes de Disney California Adventure, como los de Cars, Toy Story y Monsters Inc. Para él son mucho más familiares que el propio Mickey. Y También añadiendo que ni mi esposo ni yo conocíamos este parque, sólo el de Disneyland, fue una decisión sencilla de tomar. 

Y como les decía, una de las cosas que yo quería hacer, era aprovechar nuestro día todo lo que se pudiera. Así que unos días antes de irnos me puse a investigar.

¿Sabían que hay blogs y páginas webs que se dedican a hablar de sólo los parques de Disney? 
Esas paginas me ayudaron muchísimo, así como también la página de Disneyand.
También miré vídeos en YouTube, incluyendo uno de Alan por el Mundo, que fue mi favorito.


Brownies Doble Chocolate

viernes, 9 de diciembre de 2016







Anteriormente yo era tan predecible a la hora de pedir postre en algún restaurante, siempre ordenaba brownie con helado de vainilla. Por suerte en la mayoría de los lugares que visitaba tenían el postre que a mí me gustaba.
Llegó el momento en el que yo me interese en hacer postres, y pase de ser la chica que siempre quería brownie a la que quería probar nuevos sabores, nuevas texturas, nuevos postres.

En todos estos años de amor por lo dulce, esta es la segunda receta que hago de brownies. La primera hace cuatro o cinco años atrás y fue un fracaso. No recuerdo cuál era la receta ni de dónde la saque, sólo recuerdo que parecía más un pastel que un brownie, y que al querer sacar del molde no lo pude sacar completo, se desmoronó todo. ¿Cómo un brownie se hizo moronitas? Aún me lo pregunto.

Tiempo después quería probar con otra receta, pero mi esposo me confeso algo: "A mí no me gustan tanto los brownies". Yo quedé en shock, no podía creer lo que estaba escuchando. Así que por más que quería hacer brownies no los hice.

Hace unos meses yo ya estaba más que decidida a hacer brownies, mi esposo ya estaba advertido. Me encontré una receta que me pareció LA MÁS PERFECTA.  Sin embargo lo posponía una y otra vez porque sabía que era algo que mi esposo no lo esperaba con ansias, a diferencia de otros postres que he hecho.




Galletas de Jengibre

viernes, 2 de diciembre de 2016




¿Cómo han estado estas últimas semanas? Les cuento que yo he estado haciendo pequeñas remodelaciones en casa, ya decoré para recibir a Santa. Saúl tuvo un festival muy lindo en el preescolar y por supuesto me toco prepararle su vestuario. Fui a mi primer black friday, que por cierto no sé si estaba en la plaza equivocada pero a mí no me toco esa locura que sale en las películas o en las noticias, donde la gente entra corriendo a las tiendas, se pelean por las cosas y es un tremendo caos. Estaba entusiasmada por ver eso, pero creo que fue mucho mejor así, no me toco hacer una fila interminable para pagar y obtuve algunos buenos descuentos.
Y hace un par de días estaba como de vacaciones, mi esposo tuvo unos días libres en el trabajo. Lastima que Saúl estaba en la escuela sólo el viernes pasado (tuvo día libre) y el fin de semana pudo estar con su papá. Por eso mismo digo "como de vacaciones" porque parte de nuestra rutina siguió. Mi peque tuvo que ir a clases.

¿Qué les parece si comenzamos con la receta de hoy?
Ustedes tal vez se dieron cuenta en una de mis redes sociales que desde hace varias semanas hice estos muñequitos de jengibre, me adelanté un poco a la Navidad. 
Les contaba que para el mes de octubre tenía pensado comprar una calabaza jumbo para hacer mucho puré casero y usarlo en varias recetas, pero al final ya no me había dado tiempo. Para que no me pasara lo mismo yo me encontraba haciendo galletas de jengibre antes de halloween. Tenía el espiritu navideño en pleno octubre. 
Y sí que se ha ido rápido el tiempo ya estamos a diciembre y llegó el día de compartir la receta.