Muffins de Chocolate

jueves, 29 de enero de 2015


Faltan pocos días para que el primer mes de año termine, ha pasado tan rápido, ¿no?.
Yo empece el año un poco enferma, nada grave. Y definitivamente valió la pena ya que mis días un poco enfermita se debieron a que "fuimos a la nieve". 

Es la primera vez que visitaba "El Cóndor", este lugar que tan sólo se encuentra a un poco más de una hora de mi casa. Algunas ocasiones no sabemos aprovechar y mucho menos valorar lo que nos rodea y que tenemos cerca. Sin embargo nunca es tarde para reivindicarse.
¡Se llego el día!, para mi pequeñín y para mí, era nuestra primera vez. Lo disfrutamos mucho, era todo un mundo nuevo para nosotros.



Vamos con la propuesta de hoy.
Cuando me encontraba haciendo el índice de recetas del blog, pensé hacer un apartado para sólo CHOCOLATE. Lo volví a pensar y me di cuenta que en ese caso, todas mis recetas estarían ahí, ya que lo utilizo muy seguido. Eso no quita que siga haciendo recetas con chocolate. Al menos no están en una sola sección. ¿Qué le voy hacer?, soy su fan.

Algo que es casi imperdonable que no tuviera, son los muffins de chocolate, ya les tengo la receta.
Lo más difícil de esta receta es derretir el chocolate con la mantequilla a baño María, que en realidad no es tan difícil ni complicado. Pero lo que resta de la receta es pan comido, todo se hace a mano, no ocupamos de una batidora.


Los vamos hacer un poco más especiales poniendo por encima azúcar turbinado o mejor aun si es azúcar demerara, ya que esta mantiene más su forma que el turbinado cuando se hornea, debido a que tiene los cristales más gruesos. El azúcar le dará un color dorado por encima a los muffins, tendrán una ligera crocancia y con un mejor toque dulce. ¡Serán perfectos!





Muffins de Chocolate


Ingredientes
Rinde: 12 muffins
  • 3/4 barra (6 Cdas. / 85 g.) mantequilla sin sal
  • 57 g. (2 onzas) chocolate semiamargo del 60 al 70 % de cacao
  • 2 tazas harina, todo uso
  • 1/3 cacao en polvo, cernido (utilicé Hershey's)
  • 1/2 cdita. bicarbonato de sodio
  • 1/2 cdita. sal fina
  • 1 cdita. polvo instantáneo de espresso (o 1 1/2 cdita. de café instantáneo)
  • 1 1/4 taza buttermilk (o 1 1/4 taza de leche entera + 1 Cda. vinagre blanco, dejar reposar 10 minutos)
  • 1 huevo, a temperatura ambiente
  • 1 cdita. extracto de vainilla (utilicé vainilla de Papantla)
  • 4 Cdas. azúcar turbinado o demerara (opcional)


Procedimiento
Precalentamos el horno a 375º F (190 ºC). Preparamos nuestro molde con 12 capacillos.
Derretimos el chocolate junto con la mantequilla a baño María. Cuando este listo, dejamos enfríar un poco. Por lo pronto en un bowl grande mezclamos juntos todos ingredientes secos. En una taza medidora o en un bowl pequeño, vamos a poner el buttermilk, huevo y la vainilla, damos una ligera batida con un tenedor.
Agregamos el chocolate derretido con la mantequilla al bowl de nuestros ingredientes secos y mezclamos delicadamente con una espátula de silicon o una cuchara de madera. Ahora incorporamos la mezcla del buttermilk. Mezclamos sólo hasta incorporar. 
Llenamos hasta 3/4 partes del capacillo (yo utilicé la taza medidora de 1/3). Espolvoreamos cada muffin con el azúcar turbinado o demerara.
Horneamos de 20 a 25 minutos, hasta que al insertar un palillo salga limpio.
Dejamos enfriar en el molde por dos minutos, después los pasamos a una rejilla para que enfrién por completo.



Notas.
-El polvo instantáneo de espresso le dará un sabor más intenso a chocolate. En caso de no tenerlo, lo puedes sustituir por el café instantáneo o simplemente omitir.
-Yo utilicé el buttermilk casero
-Los muffins se pueden guardar en un contenedor hermético a temperatura ambiente, hasta por tres días. Sin embargo les aseguro que no durarán más de uno.




Fuente: Receta adaptaba del libro de Dorie Grennspan "Baking: From My Home to Yours"




A mi familia les encantaron estos muffins, ¡los devoraron!. No los culpo, tenían un sabor delicioso, súper chocolatoso y esponjosos. Además de que con el azúcar turbinado por encima, le daban un ligero crocante especial e inesperado. En definitiva esta es la receta de muffins de chocolate que estaba buscando.





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie



Cupcakes de Vainilla para San Valentín {5 Tips para que queden PERFECTOS}

jueves, 22 de enero de 2015

<img src="cupcakes-vainilla1jpg" alt="cupcakes de vainilla">

Se acerca San Valentín, un día muy especial en el que celebramos a todas esas personas que son especiales para nosotros.
Aparte de los postres con sabor a chocolate, la vainilla es de los sabores preferidos en este día. Los cupcakes de vainilla me parecieron una buena idea, ya que podemos compartirlos con todos.

He tenido un camino un tanto difícil con los cupcakes de vainilla, han sido mi talón de Aquiles, desde... ¡Siempre!.
Hice tantas recetas de vainilla que ni siquiera me acuerdo cuantas fueron. Algunas de ellas tenían un sabor muy bueno, pero la textura dejaba mucho que desear, de esponjosos no tenían nada y además pesados. En una ocasión fue tanto el fracaso que a la basura fueron a dar, ¡eran incomibles!.

Ya ha pasado casi un año desde mi última receta fallida. Se que en algunas recetas yo me pude haber equivocado, como hornear o batir de más. En esos momentos sentí que no valía la pena arriesgarme de nuevo.
Sin embargo por fin he conseguido dar vuelta a esa página. Encontré un libro, que me hizo creer de nuevo y querer arriesgarme: "The Easy Way BAKING"      

Es la segunda vez que hago esta receta, ya que quería cerciorarme de que estos cupcakes eran un éxito y que no había ocurrido un milagro la primera vez que fueron horneados.


 El gran secreto que tiene y que hace que estos cupcakes sean deliciosos y con una muy buena textura, es el azúcar extra fina y harina con poco porcentaje de proteína.

Tal vez hayan escuchado del azúcar extra fina o caster. A mí no me fue fácil encontrarla y cuando por fin la encontré, el precio era 4 veces mayor de lo que cuesta el azúcar normal. Sí ustedes la encuentran y el precio no es tan alto, pueden usarla.
Yo lo que hice fue procesarla y quedó más fina, muy similar al azúcar glass. De esta manera ya tenemos nuestra azúcar extra fina a un costo mucho menor. Es muy importante no usar el azúcar glass ya que a esta le agregan más ingredientes para evitar que se apelmace como la fécula de maíz.

El azúcar extra fina se disuelve con más facilidad que el azúcar normal. Es más fácil al batir con la mantequilla, el volumen aumenta y hace que nuestra masa sea más fina y esponjosa. Notarán lo esponjoso que queda cuando se bata con la mantequilla, se sorprenderán de la textura.


Hice algunos cambios en la receta, basada en mis intentos fallidos. Uno de los más importantes es que aunque yo utilicé harina común, fue una con porcentaje bajo de proteína.
La proteína es responsable de que nuestros cupcakes queden más tiernos y con una miga más delicada. Mientras mayor sea el porcentaje de proteína, esta tiene mayor elasticidad y su uso es recomendado para hacer pan o masas fermentadas.
Así que es muy importante buscar la marca que nos convenga mejor. De preferencia utilizar un máximo del 10 % de proteína (Es la que yo utilizo). Debemos fijarnos entonces en la información nutrimental, que se encuentra al reverso o a un lado del empaque cuanta proteína tiene, ya que cada marca varía.

Hay 5 Tips sencillos pero que son cruciales para que nuestros cupcakes sean todo un éxito.
  1. Procesar el azúcar por 60 segundos
  2. El harina debe tener 10 %  como máximo de proteína por cada 100 gramos
  3. La mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente y con textura pomada
  4. Batir por 5 minutos el azúcar con la mantequilla 
  5. Integrar los secos a mano de manera envolvente con una espátula de plástico
  6. Para evitar que nos queden secos NO SOBRE-HORNEAR


Cupcakes de Vainilla para San Valentín


Ingredientes
Rinde: 16 cupcakes

Para los Cupcakes:
  • 1 1/2 (170 gr.) barra de mantequilla, sin sal a temperatura ambiente (en punto pomada)
  • 1 taza azúcar granulada blanca (procesar o licuar por 60 segundos)
  • 4 huevos, a temperatura ambiente. Ligeramente batidos
  • 1 1/3 taza harina, todo uso [con 10% máximo de proteína] (Yo utilicé marca SELECTA) (cernida)
  • 1/8 cdita. sal fina
  • 1 cdita. extracto de vainilla [no esencia] (Yo utilicé vainilla de Papantla)
  • 1/4  (60 ml) taza leche entera, a temperatura ambiente 
  • Corazones de chocolate para decorar (opcional)


Para la Crema de Vainilla:
  • 2 tazas (480 ml) crema espesa para batir (heavy cream)
  • 5 a 6 Cdas. azúcar glass
  • 1/2 vaina de vainilla o 2 cditas. extracto de vainilla (no esencia)


Procedimiento

Para los Cupcakes:
Precalentamos el horno a 350 º F (180º C). Preparamos dos moldes para cupcakes con 16 o 18 capacillos (sí queremos que no sobrepasen el capacillo) nos puede rendir hasta esta cantidad.
En un bowl mediano mezclamos nuestra harina cernida, el polvo para hornear y la sal. La dejamos de lado.
En el bowl de nuestra batidora ponemos el azúcar ya procesada y la mantequilla, si utilizamos la K.A. ponemos el aditamento de pala. Batimos por 5 minutos, la mezcla nos quedará esponjosa y con un color casi blanco. Agregamos de a poco los huevos batidos y el extracto de vainilla, seguido de la leche. (puede que la mezcla se mire separada, cuando agreguemos los secos, todo quedará integrado).
Agregamos nuestros ingredientes secos con una espátula de plástico en tres partes y de forma envolvente.
Llenamos nuestros capacillos con la mezcla hasta 2/3 partes lleno. Horneamos por 15-20 minutos, hasta que estén firmes al tacto o hacer la prueba del palillo.

No debemos sobre-hornear, los cupcakes. En un par de minutos nos pueden quedar secos, para que no ocurra, es importante que a partir de los 15 minutos los miremos, si no están, volvemos a revisarlos en dos minutos y seguimos así hasta que estén listos.


Para la Crema de Vainilla:
Ponemos nuestro bowl, aditamento de globo de la K.A. (o barillas de la batidora) y la crema para batir en el congelador por 10 minutos.
Batimos  la crema a velocidad media-alta por 3 minutos, hasta que se formen picos suaves. Agregamos el azúcar glass y las semillas de la vaina de vainilla, batimos a velocidad media-alta por 2 minutos más o hasta que se formen picos firmes.

Ponemos nuestra crema en una manga pastelera con una duya redonda grande, yo utilice Ateco #807. Decoramos con ella, haciendo un circulo alrededor y seguimos hacia adentro. Ponemos nuestro corazón de chocolate y están listos.



NOTAS.
- Para abrir la vaina de vainilla, encontré AQUÍ  unos pasos fáciles de seguir y con fotografías.
Recuerda no tirar la vaina. Se puede hacer azúcar vainillada con ella. Sólo la introduces en un frasco con azúcar, le das una sacudida de vez en cuando y en un par de semanas tendrás azúcar vainillada.

- Yo utilicé solo media vaina por que me había quedado de otra receta y decidí utilizarla en la crema. Pero sí tu deseas puedes utilizar media vaina en la crema y la otra en la mezcla de los cupcakes, los llevaras a otro nivel, el sabor será mejor. De ser así, omitir el extracto de vainilla.

-Los cupcakes pueden estar hasta tres días en un contenedor hermético a temperatura ambiente. Puedes guardarlos y decorarlos después.
En caso de que ya tengan la crema es necesario refrigerarlos (con la crema es recomendado comer los cupcakes antes de pasar los dos días).
Entonces sí los decoras, se deben refrigerar hasta dos días y sin el corazón de chocolate, ya que debido a la humedad  puede que suelte un poco de color y manche la crema.

-En caso de refrigerar, llevar a temperatura ambiente antes de comerlos.


Fuente: Cupcakes de Vainilla  adaptados del libro "The Easy Way BAKING" | Frosting Maribel Cota




Estoy muy emocionada por poderles compartir una deliciosa receta de cupcakes de vainilla. Todavía no me la creo, fue un largo camino, sin embargo ha valido la pena.
El cupcake no es muy dulce, tampoco la crema ya que podemos ajustar la cantidad de azúcar. La vaina de vainilla le ha dado un estupendo sabor a la crema.
Es el tipo de cupcake que te puedes comer 3 de una sentada. Espero que les guste tanto como nos gusto a nosotros en casa.

El resultado de esta receta fue como sacar 10 de calificación en Álgebra, una de mis clases favoritas, pero que me llevaba por caminos tormentosos durante todo el curso.





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie


Recorrido Dulce en Guadalajara, Jalisco

martes, 13 de enero de 2015


Hace poco más de 2 meses, mi esposo, mi pequeñín y yo tomamos nuestras maletas y emprendimos las últimas vacaciones del año 2014. Se que me lo tenía bien guardadito, no les avise. Pero como quería hacer varias recetas y compartirlas, esto lo pospuse un tiempo. Además de que tuve que recabar las fotografías, por que estaban por todos lados.


Antes de contarles nuestras aventuras en esta hermosa ciudad, quisiera agradecer a mi esposo, ya que por él, el año que acaba de finalizar fue excelente. Conocí grandiosos lugares, probé nuevos sabores y tuvimos grandes experiencias.

 Me dio una gran sorpresa y me llevo a Las Vegas por mi cumple. Cuando por su trabajo lo trasladarían a Manzanillo, nos llevo con él y por un mes vivimos en una pequeña ciudad, llena de encanto. Él estaba trabajando, pero para mi fueron las vacaciones más ricas y largas, que nunca pensé tener.
Meses más tarde se llego el día que iríamos a Guadalajara el único viaje que pensé que tendríamos y que fue planeado por los dos, nueve meses antes.

Se que me dices que esto no podría ser posible sin mi, sin embargo el crédito te lo doy todo a ti, ya que trabajas mucho por nuestra familia. 
Te doy las gracias por eso y mucho más, por ser el mejor esposo y papa del mundo, por todas esas aventuras que hemos tenido juntos. 
Te queremos, tus peques.


... Empecemos con nuestro Recorrido Dulce

Visité Guadalajara, La Perla Tapatía, la cuna del mariachi y el tequila. Una ciudad llena de tradición, cultura y por supuesto de comida deliciosa.

No podíamos perder la ocasión de comer birria y lo hicimos en Las 9 esquinas, ¡la tienen que probar!


Como nuestras vacaciones fueron días previos a la celebración de "El Día de Los Muertos", que es celebrado el día 2 de noviembre. Hay varías fotografías con alusión a este día, como el pan de muerto, calaveritas de azúcar, una calaverita de chocolate y una escultura de La Catrina.


Patita Polola


Esta panadería fue un gran descubrimiento, la vimos justo después de dar un paseo por La Catedral y los alrededores. Para mi sorpresa quedaba a una cuadra del hotel donde nos hospedamos. Así que no fui una vez, si no dos. Ya que el primer día era de noche y había poca luz para las fotos, decidí regresar al día siguiente para comprar más pan y tomar más fotografías.









Estos pequeños panes de almendra rellenos de queso, estaban deliciosos.


Pan de caja

Donas

Pan de muerto

Conchas y panques

Todo el lugar era divino, también vendían productos naturistas, harina integral, frutos secos, semillas, endulzantes naturales como miel de agave, conservas, hasta ghee tenían. Yo compré Salvado y germen trigo (por lo que nos esperan unas recetas con estos ingredientes).
Compré un panque de nuez y una dona, las lleve al hotel y fue como empezamos ese día junto con una taza de café.
El panque estaba delicioso y la dona también solo que la consistencia que tenía no era de la típica dona, la miga no era esponjosita. Pero si no hubiera tenido la apariencia de dona, estaría encantada con el pan, yo esperaba "una dona".


http://patitapolola.mx/index.html
Localizado en:
Corona #172, entre Madero y López Costilla. Col. Centro
 Tienen otras direcciones, la pueden ver en su pagina web.


Mercado San Juan de Dios
Este lugar ya estaba en nuestros planes visitarlo, es el mercado techado más grande de América Latina, tienen de todo, ropa regional, recuerdos, artesanías, antojitos mexicanos, frutas y verduras.


Las frutas y las verduras tenían unos colores tan vibrantes, se me antojaban todos, lastima que no puedes subir eso al avión.

Conocí nuevas frutas, el cocohuixtle (izq.) y el noni (der.), que ya lo había escuchado, en especial el jugo de noni, el cual se ha vuelto famoso, pero es la primer vez que lo miraba. Estas son el tipo de cosas que me gusta al visitar los mercados, nunca sabes que es lo que te puedes encontrar.

Dulces típicos

Dulces (fruta) cristalizados

Cajeta

Calaveritas de azúcar

En el mercado comimos tortas ahogadas, con una disculpa a los tapatíos, pero no me gustaron tanto, sin embargo creo que es la falta de costumbre, ya que no estaba acostumbrada al pan tan remojado.
Este es el pan que utilizan para las tortas, se llama birote.

Me quede con ganas de probar el jugo de caña, que me recomendaron. Acababan de abrir y tardaría media hora en estar listo.



Localizado en:
Calz Javier Mina # 52, San Juan de Dios, 44380 Guadalajara, JAL


Chocolates Arnoldi


Al yo ser una FAN total del chocolate, entrar a este lugar me sentí como niña en juguetería, los chocolates además de verse buenísimos eran tan lindos, que daba pena comprarlos para comerlos.

Una Calaverita de chocolate

Los vendían por kilo y costaba $625.00 (45 dlls. aprox), hasta yo que amo el chocolate comprar más de 600 pesos, era demasiado.

Compré 100 gramos y tuve la oportunidad de probar varios sabores de los cuales me gustaron la trufa de tequila, ron y champagne, el chocolate relleno de licor de naranja y los granos de café cubiertos de chocolate, fueron nuestros favoritos.

http://www.arnoldi.com.mx/
Localizado en:
Plaza del Sol. Av. López Mateos Sur, Zona R Local 1.
En la página web me di cuenta que tienen más ubicaciones en Guadalajara incluso en México D.F. también.


Dimos algunos recorridos en Tapatío Tours, por un precio de $110 (9 dlls. aprox.) Mirar la página. ya que los precios varían. Nos paseamos todo el día. Conocimos lugares que de otra manera no creo que hubiera sucedido.

El recorrido empieza y termina en La Rotonda de los Jalicienses Ilustres, sin embargo, si hay un lugar que te interesa y quieres explorarlo te puedes quedar un tiempo y tomar el siguiente autobús (ellos te dan la información y horarios).
Lo único que nos decepciono un poco es que fuimos a Tlaquepaque (una de las rutas que ofrecen) donde se encuentra "El Parián" un lugar en el cual hay varios restaurantes y cantinas donde al centro de ellos se encuentra un kiosko, en este sitio hacen un espectáculo de baile folklórico y mariachi. 
Ya que fuimos en la mañana nos dijeron que el show era más tarde, entonces decidimos hacer el recorrido de nuevo, cuando llegamos no había nada, preguntamos a un mesero y nos dijo que solo eran los fines de semana y algunos días festivos  (nosotros fuimos el miércoles). Nos cayo como balde de agua fría, era una hora para llegar a Tlaquepaque y un poco más de una de regreso a nuestro hotel. ¡Aprendimos la lección! preguntar, y muy bien en estos casos.

No todo fue tan malo en Tlaquepaque, el recorrido que hicimos en la mañana, nos gusto mucho, dimos un paseo por la plaza que tienen, nos comimos una nieve de garrafa. Yo la comí de mamey.

Vimos una increíble arstesanía de La Catrina.

Y para nuestra sorpresa el ritual de "LosVoladores de Papantla", aunque no nos toco verlo, apenas se preparaban y el autobús del tour estaba a punto de salir. Pude tomar una foto cuando estaban en la cima del tronco.

Aparte de realizar su rito, llevaban consigo artesanías y "Vainilla de Papantla". No podía desaprovechar comprar una Vainilla de esta calidad y a un súper precio, también tenían vainas de vainilla, pero como yo ya tengo en casa, solo compré el extracto. Me ha encantado lo he utilizado en varias recetas.

Nuestro viaje comenzaba en Guadalajara, pero nuestro vuelo de regreso, era en el aeropuerto de Puerto Vallarta. 
El día que hicimos el check out en el hotel, estaba muy emocionada por que nos dirigiamos a nuestra otra mitad de las vacaciones "Riviera Nayarit".

Pienso que fue porque ¡No sabía lo que me esperaba en el camino!, tomamos un autobús que nos llevaría de Guadalajara a La Riviera Nayarit, 4 HORAS de viaje. Eso no estaba tan mal, pero si le agregas que el camino es medio tormentoso y lleno de curvas, que has pasado mas de la mitad mareada, ese tiempo se hace eterno...

Aunque al ver el paisaje que nos rodeaba, el cual era impresionante y que en nuestro destino final nos encontraríamos con el mar, mis malestares se disminuían y al llegar sentí que había valido la pena.

Nuestro ultimo día decidimos ir a dar un paseo por el malecón de Puerto Vallarta, antes de ir al aeropuerto. Tomamos un camión de ruta el cual tardo un poco más de 20 minutos en llegar, fue todo un desafío cargar con las maletas y hasta un poco divertido.

En Tlaquepaque no nos toco ver el ritual de "Los Voladores de Papantla" aquí si y con el mar de fondo.

Antes de partir e irnos al aeropuerto fuimos a una pequeña plaza para que mi pequeñín jugara todo lo que quisiera, con  mucha suerte quedara rendido y así tomaría una siesta en el avión, que aunque son pocas horas de vuelo de regreso a casa, él a la media hora dice que ya se quiere bajar.


Bueno, no sucedió, pero aguanto las tres horas de regreso a casa.

Este año no tenemos ningunas vacaciones planeadas. ¡Crucen los dedos por mi!, para que mi esposo me sorprenda con alguna noticia vacacional.





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie