Ir al contenido principal

LO MÁS RECIENTE

Helado de Mamey

¿Cómo les fue con el calor en el mes de agosto?
Donde yo vivo tuvimos el día más caliente del año (aunque yo no sentí uno, sentí como tres). Fue de esas veces que hasta hacer el más mínimo esfuerzo, te pesa en el alma.
Pero no todo fue calor y sufrimiento, de hecho también tuvimos una semana en la que la temperatura bajó considerablemente. Incluso, un día durante toda la mañana estuve muy abrigada con un suéter. No podía creer que en pleno verano me encontrara tan cubierta.

Ahora nos encontramos en septiembre que aunque todavía tenemos días con calor, es un calor diferente, uno que se disfruta. Además, ya estamos a nada de despedir el verano y darle la bienvenida al otoño.
Sé que el otoño es la estación favorita de muchos, Yo no podría decir que es mi favorita, porque cada estación tiene lo suyo, y todas se disfrutan de una manera diferente y especial.
Pero de que la espero con emoción, eso no puedo negarlo.

Casi todo el mes pasado mantuve mi horno apagado, y no fue porque le tuviera…

Barras de Cerezas con Crumble




¡Hola, hola! Yo estos días he estado muy contenta. Saúl ya entró al campamento de verano el pasado lunes y le está yendo muy bien, él más feliz que nunca. Y yo por supuesto que también, ver feliz a mi hijo me hace muy feliz a mí.
El campamento va a durar tres semanas, perfecto porque una semana antes de que comenzara descansó en casa y cuando termine el campamento tendrá otra semana para recargar pilas antes de entrar a clases. 

Recuerdan cuando les conté en las Barras de Chocolate Veganas, cuando recién entro mi pequeñín a la escuela, que me fue difícil acostumbrarme a sus tres horas de clase. Porque lo dejaba, yo regresaba a mi casa y ya era casi hora de volver por él, con el tiempo por supuesto que me acostumbre, de hecho a veces siento que hago magia con esas tres horas. En el campamento tiene 5 horas, sí, ¡5!, 2 horas más que en el preescolar.
Incluso por un momento no supe qué hacer con ese tiempo, les juro que el primer día, todavía me faltaba una hora para ir por Saúl, y me dije : Y ahora, ¿qué hago?
Ya poco a poco me he estado organizando porque quiero echarle ganitas y tener listas algunas recetas para compartir, sobre todo para cuando no me de tiempo de sentarme a escribir. Y más porque en estos momentos tengo como 5 recetas esperando a ser compartidas. Ya se me han acumulado.
Como verán esas dos horas me están cayendo de maravilla.

Y otra cosa por la que estoy muy contenta es que finalmente tenemos una receta con cerezas en Bruni´s boulangerie, me emociono cuando tengo por primera vez algún ingrediente en el blog.
Yo antes tenía fruta favorita, pero ahora creo que ya no. Me es muy complicado elegir sólo una entre tantas ricas frutas, pero sin duda las cerezas están dentro de mis favoritas.




¿Y por qué he tardado tanto en tener una receta con cerezas? Porque en mi ciudad cuestan un ojo de la cara, incluso cuando están en temporada. Sólo compro unas cuantas para el antojo. El año pasado en una Target de San Diego vi una bolsa de cerezas con un mega descuento, yo nada más iba rapídisimo por una crema para batir y sólo llevaba justo para la crema. Porque de hecho ya habíamos hecho nuestras compras ahí y llegando al carro me acorde de la crema, así que para ir súper veloz ni la bolsa me lleve. Cuanto pague la crema me di cuenta que si me alcanzaba para las cerezas, pero mi esposo y mi hijo me esperaban en el carro y hacía un calor que para que les cuento, así que no fui por ellas. Volvimos a Target después, pero ese mega descuento nunca volvió.



Este año, desde que empezó la temporada de las cerezas esperaba con ansias el día que compraría mis cerezas a un súper precio. Pues tardo un poco, ya hasta me estaba desanimando, pensé que no llegaría, pero llegó. Por supuesto que aproveche y compré unas cuantas cajitas, (esta vez tuvieron presentación de cajita) Hice un clafoutis de cerezas, les debo la receta pero pueden ver mi Clafoutis de Zarzamoras e intercambiar las zarzamoras por cerezas, comimos la fruta solita y por supuesto hice estas "Barras de Cerezas con Crumble".




En sí, la receta es muy sencillita. Sólo que hay dos pasos que les va a llevar un poco de tiempo extra. El primero, deshuesar las cerezas. No sé cómo las parten ustedes, pero incluso yo si las quiero en pedacitos, como hoy las vamos a necesitar, me gusta deshuesarlas, porque si no se queda gran parte de la fruta pegada al huesito. Yo no tengo un deshuesador de cerezas, si lo tienen, ¡qué bien!, si no, pueden deshuesarlas con un palillo de bamboo y una botella, justo como "aquí". Aunque les diré que yo no utilice la botella, (y tengo muchas, soy adicta a recolectar botellas y frascos de vidrio) sólo tome la cereza con una mano y con la otra el palito de bamboo, pero si les recomiendo la botella porque mi cocina termino toda salpicada y mis manos moradas.

Y el segundo paso, la mantequilla avellanada (beurre noisett o brown butter). Justo como la que hicimos para los Financiers con Crème Fraîche Casera y The Best Brown Butter Chocolate Chunk Cookies. Pero ahora la vamos a utilizar solida, después de derretirla la vamos a congelar para que poder integrar a nuestra masa. El maravilloso sabor de la mantequilla avellanada estará en nuestras barras.

Lo que resta es muy fácil. La mezcla de la masa la vamos a hacer a mano, la base y el crumble de estas barritas es con la misma masa, ¡es una genialidad!




Barras de Cerezas con Crumble


Ingredientes.

Para la Masa:
  • 226 g mantequilla sin sal + para engrasar molde
  • 3/4 (150 g) taza azúcar granulada blanca
  • 1 cdita. polvo para hornear
  • 2 3/4 taza (413 g) harina, todo uso
  • 1/4 cdita. canela molida
  • 1/8 cdita. nuez moscada recién rallada (opcional)
  • 1/8 cdita. sal de mar fina
  • 1 huevo, a temperatura ambiente

Para Marinar las Cerezas:
  • 2 tazas (320 g aprox.) cerezas, deshuesamos y partimos en mitades y/o cuartos
  • 1 1/2 Cda. azúcar granulada blanca
  • 2 Cdas. jugo de naranja, recién exprimido



Procedimiento.
Primero haremos la mantequilla avellanada, para esto ponemos nuestra mantequilla en una olla y llevamos a fuego medio. Primero se verá una espuma en la mantequilla, después se pondrá de un color dorado claro para finalmente convertirse en  tono dorado profundo y ahí tendrá el olor avellanado o a nuez. Debemos revolver de vez en cuando, sobre todo cuando empiecen a formarse los sedimentos. No descuidar la mantequilla al final porque de un momento a otro se podría pasar y quemarse.
Pasamos a un bowl pequeño, procurando que no caigan los sedimentos de la mantequilla (un poco no hay problema) dejamos que tome temperatura ambiente y llevamos al congelador, por aproximadamente 30 minutos, hasta que esté solida pero no completamente congelada.
La debemos vigilar, y es muy probable que la capa de arriba se endurezca y por dentro siga completamente derretida, debemos mezclar con una cucharita y regresar al congelador.

Precalentamos el horno a 350 ºF (180 ºC). Engrasamos con mantequilla un refractario de 9 x 13 inch (23 x 33 cm). Dejamos de lado.

Ponemos las cerezas ya partidas en un bowl mediano, junto con el azúcar y jugo de naranja, revolvemos un poco y dejamos marinar.

En un bowl grande mezclamos nuestra harina, azúcar, polvo para hornear, sal, canela y nuez moscada. agregamos la mantequilla avellanada e integramos un poco con el mezclador de masa o nuestras manos (si es de esta última manera, procura no aportar demasiado calor a la masa). Agregamos el huevo y seguimos integrando hasta que nuestra mezcla esté arenosa.

Ponemos 3/4 de nuestra mezcla en el refractario y presionamos muy bien con nuestras manos para compactarla, y después nos podemos ayudar de una cuchara para que nos quede un poco liso.

Agregamos las cerezas sin el liquido. Esparciéndolas muy bien por todo el molde, y agregamos el resto de la masa encima de las cerezas. Llevamos a hornear 30 a 40 minutos, hasta que las orillas se miren doraditas. Dejamos enfriar completamente en el refractario. Y corta en cuadros rectángulos o lo que más te guste, yo las partí de todos tamaños y formas.






Notas.
-El primer día son más crocantitas, pero después siguen siendo deliciosas.

-En mi ciudad en estos momentos hace mucho calor, así que yo las guarde en un contenedor hermético a temperatura ambiente sólo por un día, después decidí llevarlas a refrigerar y ahí las tuve por tres días más.




Fuente: Inspirado en el libro Home Baked Comfort de Williams-Sonoma


Estas barritas originalmente tenían duraznos, así que pueden utilizar la fruta que más les guste o que tengan a la mano. Si deciden utilizar durazno, sólo procuren cortarlo en rebanadas delgadas. 

Ya saben, ¡yo adoro el crumble!, y que a todo le quiero poner crumble. Pero es la primera vez utilizo la masa del crumble de dos diferentes maneras. Es crocante y crocante por todos lados, pero tiene diferentes crocantes, y al mismo tiempo se deshace en la boca. La textura de abajo es como una galleta. Y al tener unas deliciosas cerezas entre esas dos capas, te hace sentir que tu boca está de fiesta.
Tienen que probarlas para que vean de qué les estoy hablando. ¡Las texturas son buenísimas! 





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

Comentarios

  1. ¡Ay Maribel! Como disfruto leyéndote, je, je, je...
    Me resulta común lo del precio de las cerezas, en España tenemos las famosas cerezas del Valle del Jerte, una zona de Cáceres, en Extremadura. Yo vivo en Sevilla, en Andalucia, y no es que estemos muy lejos, pero es curioso como nos venden las cerezas a precio de oro, sin ser las mejores; hace un par de años estuve de viaje en Munich, y allí compre las mejores cerezas del Valle del Jerte que puedas imaginar, su precio no era nada asequible, pero te prometo que en mi vida había visto un tamaño tan enorme de cerezas, y con un sabor delicioso, así que me dí el placer de comprarlas y deleitarme con cada una como si del mismo maná se tratara, ja, ja, ja... ¡¡No pude resistirme!! y si por mi fuera volvería a Munich, solo por las cerezas españolas, ja, ja, ja...
    Me gustan tus barritas, además para este menester, siempre puedo comprar las cerezas que se quedan aquí, y no van para exportarlas, que como dice el refrán:
    "A falta de pan, buenas son tortas"
    Que bien que tu peque tenga campamento, y tu te saques un par de horas más, yo las disfrutaría para mí, porque de vez en cuando también nos debemos mimar nosotras mismas.
    Como esto se siga extendiendo, Blogger me echa de aquí, ja, ja, ja... Así que me despido hasta septiembre, porque me tomo unas vacaciones blogueras.
    Un millón de besos, y nos vemos a la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mutuo mi Concha preciosa, disfrute total cuando te leo.
      Jajajajaja, igual pasa acá. A veces las mejores frutas y a mejores precios las encuentro en USA y son de México.¡Qué cosas!, ¿no?
      Disfrútalas muchísimo!!!! Te voy a echar mucho de menos, pero me quedó feliz porque sé que es justo y necesario esas vacaciones.
      ¡Millón de besos para ti también! Nos vemos pronto.

      Eliminar
  2. Te leo y lo que a tí te pasa con las cerezas ocurre con muchas frutas. Aquí venden en supermercados y fruterías cerezas a precio caro y son pequeñas y de poca calidad ¿dónde están las cerezas hermosas que veo vender a los agricultores? Supongo que en Múnich donde las compró Concha, o en El Corte Inglés o en tiendas Delicatessen porque no me lo explico.

    Otras frutas con precios prohibitivos son el aguacate o las limas así que sólo los compro cuando tienen un precio asequible. Sinceramente hay muchas más frutas de las que tirar a precios más razonables. Y yo no me quejo mucho que puedo disfrutar de algunas de cosecha propia y me ahorro un dinerillo.

    Me alegro mucho de que tu hijo lleve bien el campamento de verano y de que tú dispongas de más tiempo libre. Ahora con Lara en casa te entiendo perfectamente, porque en cuanto se duerme yo me pongo y hago un millón de tareas... ¡cómo se aprecia el tiempo cuando eres madre!

    A lo que vamos que me disperso. Estas barras tienen una pinta deliciosa¡te copio la receta!

    ¡Beso smil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Concha ya ha dicho que en Munich, tendremos que ir por ellas.
      El aguacate es una de las frutas que no faltaba en mi casa hasta hace unos dos meses que el precio subió mucho. Ya tenía desde que yo estaba embarazada (más de 5 años) que el precio no subía tanto, todos estos años se mantuvo estable, incluso en algunos mercados hasta barato lo tenían. Mi hijo comía aguacate con todo, y pues lo tuvimos que dejar de comprar. Enserio que ahora es un lujo comprar aguacate. Apenas este fin de semana compramos unos cuantos porque haríamos una carne asada y unos taquitos de carne sin guacamole a nosotros no nos saben, jajaj. Y me dijo mi esposo que ya había bajado un poco, espero que siga así y que el precio regrese a la normalidad.
      Yo ya quiero que mis árboles frutales me den fruta, tengo 5 y entre todos no me dan ni un kilo, jajaj. Pero es que son pequeños. Suerte la tuya que puedas tener tu propia cosecha.

      ¿Verdad? Uno es mamá y las cosas cambian al 1000%. Pero no hay más felicidad que esa.
      Muchísimas gracias Cuca.
      ¡Miles de besos!

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Maribel!! En España, a principios de temporada, las cerezas también van muy caras, ahora ya tienen precios más normales, y este año, caras y baratas han salido bastante buenas, que otras veces no saben a nada. En mi viaje por el extranjero también las he encontrado carísimas.
    Me alegro que al final hayas podido hacerte con unas cajitas y traernos estas barritas tan deliciosas. A mi también me gusta el crumble, y muchas veces lo congelo también, luego lo rallo y queda un crumble riquísimo.
    Cuanto me alegro que dispongas de más tiempo para poder hacer tus cosas, y tu hijo también se divierte y lo pasa bien en el campamento, así que todos contentos. Y ves, hasta tienes recetas en borradores, qué bien, ¡¡lo que vamos a disfrutar con esas recetas!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Isabel!
      La verdad es que yo he tenido la suerte de que todas las cerezas que he comprado, aunque no sea una fruta que compre tan frecuentemente, me han salido jugositas y dulces. Sí, por fin las pude comprar.
      No me sabía el tip de congelar tengo que probarlo.
      Muchos, muchos besitos Isabel.
      ¡Mil gracias por todo!

      Eliminar
  4. Hola preciosa!! bueno, yo creo que disfrutaremos de lo que tenemos a mano, porque es el eterno problema, lo mejor se exporta , muy caro eso sí, pasa como con las fresas. Pero yo voy a disfrutar de tu receta que seguro está de lujo, las fotos ya me dicen que es toda una delicia.
    me alegro que tu peque esté disfrutando y seguro que a la vuelta tendrá millones de cosas que contar, es lo más bonito.
    Mil besos preciosa y como siempre es una gran placer venir a tu blog!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola mi querida Elisa!
      Sí, mi hijo feliz. Ya me ha contado que tiene un nuevo mejor amigo. Ya hasta se han invitado mutuamente a sus casas, jajaja. Tendré que hablar con la mamá de Mateo y ponernos de acuerdo.
      Para mí es un placer tener aquí. ¡Muchas gracias!
      Miles de besos, ¡hermoso día!

      Eliminar
  5. Me encanta!!! Yo confieso que nunca hago postres con cereza, primero porque nomás están en descuento por unas horas durante todo el año, jajaja, (sí, exagero), y segundo, porque me da una flojera deshuesarlas. Haz solucionado ese problema por mí, forever! Jajaja, ahora sólo me queda esperar el descuento. Se ven deliciosas Maribel. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, pero sí, hay que andar casando los descuentos.
      Buenísimo el tip para deshuesar, ¿verdad? A mí también me encantó.
      Muuuuchas gracias ¡Un besote amiga!

      Eliminar
  6. Hola Maribel, yo este año, casi no he probado las cerezas, también iban a precio de oro.
    El otro día leí que se podían deshuesar con un bolígrafo, entiendo que sin el cargador de tinta claro, jiji. La verdad que nunca he deshuesado cerezas así que yo te cuento lo que leo.
    Qué bien que tengas tiempo para ti mientras tu hijo disfruta a lo grande del campamento. Me alegro un montón.
    Esta receta es un lujazo y tiene una pinta deliciosísisisima. Vamos como todo lo que haces.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sil!
      La del bolígrafo no lo había escuchado, buenísimo saber también. Y sí, yo creo que ha de ser si la tinta, jejej.
      Mi hijo está muy contento y yo aprovechando ese tiempito.

      Mil gracias, ¡un achuchón bonita!

      Eliminar
  7. Maribel, eres una artista!! Uhmmmmmm, que ricas!!! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María Teresa.
      ¡Un beso grande!

      Eliminar

Publicar un comentario

Favoritos de la Semana