Ir al contenido principal

LO MÁS RECIENTE

Clafoutis de Cerezas

Ya teníamos algún tiempo sin una receta francesa, si no me equivoco, la última fue la "Crème Brûlée de Lavanda", hace casi tres meses. Necesitábamos una con urgencia. 
Les tengo una que les va a fascinar, este clafoutis de cerezas es de esas recetas fáciles (muy fáciles) y exquisitas. ¡Van a sorprender a todos en casa!
Mi primer clafoutis fue de ciruela, hace 7 años. Y fue de esos postres que hice en el primer año en el que yo me interesé por mundo de lo dulce. En ese tiempo yo tenía lo más básico que se puedan imaginar, de hecho creo que ni batidora tenía. Incluso algunos moldes y cucharitas medidoras las compré en una de esas tiendas súper baratas (claro eran desechables, no puedes pedir mucho por 20 pesos). Al tiempo ya entendí que era mejor hacer mis ahorritos y comprar buenas cosas para que me duraran por más tiempo. Como dicen: "lo barato sale caro".
Sin embargo, para empezar no estuvo tan mal.


En el blog ya tenemos un "Clafoutis de Zarzamoras", lo…

Cupcakes Tiramisú




El tiramisú es probablemente el postre que me haya inducido hacia este mundo dulce. 
Lo vi por televisión en un programa de Giada De Laurentiis, -cuando estaba recién casada me la pasaba viendo programas de cocina-.
El ver a Giada remojar las soletas en el café, hacer capas y capas junto con la crema de mascarpone, ¡me maravilló!
Y no sé por qué me dejo tan impresionada y con tantas ganas de recrearlo, ya que en ese entonces yo ni café tomada. La razón, tenía el ligero presentimiento de que si lo tomaba me haría adicta a el. Sólo lo tomaba de vez en cuanto en mis días en la universidad para no quedarme "dormida" haciendo trabajos hasta tarde, aunque a mí no me funcionaba tanto la cafeína, nunca ha sido un impedimento para que yo no pueda dormir.

Tiempo después, en mi primer trimestre de embarazo no podía ni oler el café, sufría cada mañana cuando se lo preparaba a mi esposo. Pero en el segundo, pasó algo que ni me sospechaba, ¡quería café a como fuera lugar! Y como algunos saben, el café no está muy recomendado para las mujeres embarazadas, así que compré para mí un botecito de café instantáneo, a mi esposo cada mañana le hacía su café con granos recién molidos. Yo calentaba mi agua con un rajita canela y le ponía poquito café instantáneo, casi nada, nada más para pintar el agua y engañar a mi mente, y funciono. No era tan bueno, pero me sirvió.
En cuanto Saúl nació tomé café de verdad y de ahí ya no hubo vuelta atrás. Soy en verdad una adicta, lo que no quería que me sucediera me sucedió. Si yo no tomo mi café al levantarme me va mal.

Mientras más fuerte sea mejor, sin azúcar y negro. Y por supuesto ¡adoro tomar espressos dobles!
Así que ya se imaginaran, si en aquel entonces cuando el café no estaba en mis bebidas favoritas, yo estaba maravillada con el tiramisú se podrán imaginar ahora. ¡Amo los postres con sabor a café!

Y sé que el tiramisú, es el postre favorito de muchos. Hoy les traigo unos cupcakes con el deliciosísimo sabor del tiramisú.


Para la masa de los cupcakes vamos hacer una genoise, esta es la parte que nos llevara unos pasos extras pero lo que resta es súper fácil.
La receta de masa de cupcakes originalmente tenía 1 1/4 harina para pastel (cake flour) yo hace algún tiempo la deje de comprar porque además de que sé que en muchos lugares no se encuentra, incluso en mi ciudad no la venden la tengo que comprar en San Diego. Yo me las quise arreglar para que harina regular me sirva para pan, pasteles, cupcakes y para todo. Originalmente pensé en quitarle sólo un octavo taza de harina. (Quitarle un poco es lo que a mí me ha funcionado cuando intercambio harina para pastel por harina normal).
A la hora de medir mi harina, tenía poca pero pensé que me alcanzaría perfecto y ¡oh sorpresa! Sólo tenía una taza de harina. Nada más utilicé una taza de harina. ¡Resulto perfecto! El cupcake es suave, esponjoso y delicado, justo como tenía que ser. 

Otra cosa que le cambie a la receta fue que decidí omitir una vaina de vainilla y agregué extracto de vainilla en su lugar. En una ocasión les dije que no les haría malgastar una vaina de vainilla. Y no es que se malgaste aquí, sin embargo el sabor que va a sobresalir es el café, así que no vi la necesidad de utilizar la vaina.



El sabor de café se lo vamos a dar con el jarabe de café y marsala, con esta mezcla los vamos a remojar. 
Hablemos del vino marsala. En cuanto abrí el vino, lo primero que hice fue probarlo, tiene un sabor dulce y un rico sabor a uva. Complementa fantástico al café, ¡el vino marsala es el secreto para un tiramisú perfectamente delicioso!

Y sí, compré una botella para unos cuantos mililitros que utilicé para el jarabe, pero lo vale totalmente. Además tuve la suerte de comprarlo con un súper descuento. Con lo que a mí me quedó hice unos bebidas súper ricas. Si ustedes no son de bebidas alcohólicas, ¿qué tal hacer un pollo marsala con el vino restante?





Cupcakes Tiramisú


Ingredientes.
18 cupcakes

Para los Cupcakes:
  • 1 taza (150 g) harina, todo uso
  • 3/4 cdita. polvo para hornear
  • 1/2 cdita. sal kosher o 1/4 cdita. sal de mar fina
  • 1/4 taza (60 ml) leche entera
  • 57 g mantequilla sin sal, a temperatura ambiente y cortada en 4 piezas
  • 2 cditas. extracto de vainilla
  • 3 huevos + 3 yemas, a temperatura ambiente
  • 1 taza (200 g) azúcar granulada blanca

Para el Jarabe de Café y Marsala:
  • 100 ml café fuerte o espresso, recién hecho
  • 1/8 - 1/4 taza (25 g - 50 g) azúcar granulada blanca
  • 40 ml vino marsala

Para el Frosting de Mascarpone:
  • 227 g queso mascarpone, a temperatura ambiente
  • 1/2 taza (120 g) azúcar glass, la cernimos
  • 1 taza (240 ml) crema espesa para batir (heavy cream) fría
  • cocoa para finalizar

Procedimiento.

Para los Cupcakes:
Cernimos nuestra harina, polvo para hornear y sal en dos ocasiones.
Calentamos la leche en una olla pequeña, hasta que se formen burbujas pequeñas en la orilla. Apagamos y agregamos la mantequilla, mezclamos y dejamos que enfrié, por unos 10 a 15 minutos.

Precalentamos el horno a 350 ºF (180 ºC). Preparamos dos moldes para cupcakes con 18 capacillos. Dejamos de lado.

En el bowl de la batidora ponemos los huevos, yemas y azúcar, batimos vigorosamente con el batidor de globo. Ponemos el bowl sobre una olla en el fuego con agua caliente (baño María. El agua no debe tocar el fondo del bowl) batimos constantemente hasta que la mezcla esté caliente y el azúcar esté disuelta, que no se sientan los granulos de azúcar al tacto. Cerca de 4 a 6 minutos.

Removemos el bowl y ahora lo llevamos a la batidora con el aditamento de batidor globo, batimos a velocidad alta, hasta que la mezcla esté esponjosa y tenga un color amarillo pálido. Como última prueba para saber si está lista, levantamos el batidor y dibujamos alguna figura, yo hice la letra "s", debe mantener unos 10 a 15 segundos la forma antes de desaparecer. Si lo hace antes, batimos un poco más la mezcla.
A velocidad baja agregamos la mezcla de leche/mantequilla y seguimos con el extracto de vainilla. Ahora poco a poco agregamos la mezcla de harina. No sobre-batir. De preferencia terminar de integrar los secos a mano con una espátula.

Dividimos la mezcla entre los 18 capacillos, llenando 3/4 partes de su capacidad. Llevamos al horno hasta que el centro esté seco y las orillas estén doraditas. Puede que vean sus cupcakes inflarse en el horno, no se asusten si después se bajan, así debe ser.
Sacamos del molde y dejamos enfriar los cupcakes por completo.


Para el Jarabe de Café y Marsala:
En un vaso o bowl pequeño mezclamos el azúcar y café, el café debe estar caliente para que el azúcar se disuelva fácilmente. Agregamos el vino marsala y combinamos.
-Con 1/4 taza de azúcar queda algo dulce, si te gusta menos dulce puedes agregar sólo 1/8 taza.


Para el Frosting de Mascarpone:
Llevamos por 5 minutos la crema para batir y el bowl donde la batiremos al congelador. Batimos a velocidad media hasta que forme picos suaves, cuidando de no sobre-batir.

Aparte batimos el azúcar y el queso mascarpone hasta que esté suave la mezcla, cerca de 2 minutos. Integramos delicadamente la crema batida en la mezcla de queso mascarpone con una espátula. Usamos de inmediato.


Para el Armado:
Picamos cada cupcake unas cuantas veces con un palillo o tenedor. Con la ayuda de una brocha mojamos cada cupcake con el jarabe de café y vino marsala hasta terminar con todo el jarabe.

Ponemos una cuchara generosa de frosting de queso mascarpone a cada cupcake y con una espátula pequeña alisamos la parte de arriba y después alisamos los lados recorriendo la espátula por todo alrededor. Aquí yo hice una pequeña inclinación de la espátula, pero se puede poner completamente recta. No tienen que quedar perfectos, la cocoa cubrirá algunas imperfecciones.

Espolvoreamos cocoa a cada cupcake.




Notas.
-Los cupcakes sin decorar y sin el jarabe de café y marsala se pueden hacer hasta dos días antes.

-El cupcake tiene vino pero no se siente para nada el sabor a alcohol. Sin embargo si lo deseas se puede omitir y agregar más café en su lugar.

-Los cupcakes con la crema deben estar refrigerados y en un contenedor hermético. La cocoa se pone al momento de servir ya que se humedece.

-La crema de mascarpone se usa de inmediato ya que cambia la consistencia.

-La receta original recomienda comer los cupcakes sólo hasta un día después de hacerlos. A mí me quedaron algunos para el segundo día y sabían buenísimos, incluso más humeditos, sólo recuerden mantenerlos en el refrigerador.




Fuente: Ligeramente adaptado del libro Martha Stewart´s CUPCAKES




Cuando hice los Muffins con Frambuesas les dije que mi esposo prefería los muffns por encima de los cupcakes, estos cupcakes lo están haciendo cambiar de opinión. El quedó encantado con ellos, ¡le gustaron muchísimo!

Tienen una deliciosa crema de mascarpone, húmedos, un sabor increíble... ¡Son de lo mejor!




¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

Comentarios

  1. Maribel ¡cielo! No me queda ninguna duda de lo riquísimos que tiene que estar estos cupcakes, el Tiramisú me cautivó desde la primera vez que lo probé allá por los 80/90 en un italiano muy popular que había en Sevilla, yo le insistía a mi marido, que por aquel entonces era aún mi novio, para que fuéramos a comer su exquisita pasta, y él solo pensaba en el momento del postre, porque le fascinaba aquella novedad. En fin que conseguimos la receta perfecta del Tiramisú más increíble que he comido en mi vida, y lo hacemos cada vez que vienen invitados especiales a casa, es una delicia.
    No me extraña que a ti, como buena adicta cafetera, te tenga también en el "bote", jejejeje... Por cierto, yo también lo soy, mi café solo, sin azúcar y sin leche, es el colofón a una buena sobremesa, ¡lo adoro!
    Ya veras que en cuanto le muestra tus cupcakes de Tiramisú a mi marido, me estará dando el remoquete, hasta que los hagamos en casa, y yo me dejaré convencer sin mucho esfuerzo, porque no sé quién de los dos, adora más el Tiramisú, jajajaja...
    ¡¡Sencillamente Espectacular!!
    Un millón de besos. Feliz semana preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajajaja. ¡Muchas gracias!
      ¡Quieeeeeero probar ese tiramisú!
      Millón de besos y feliz semana mi Concha preciosa.

      Eliminar
  2. ¡¡¡Qué ricos!!! Adoro el tiramisú, es uno de mis postres favoritos.
    Veo que eres una súper adicta al café ¡sin azúcar! No sé cómo puedes tomarlo... Lo he intentado -por eso de ahorrarme calorías- pero no puedo... He conseguido tomarlo sin azúcar pero acompañado de leche, pero solo son palabras mayores. Eso sí debe ser de calidad. El año pasado los Reyes Magos nos trajeron una maquinita que lo muele en el momento y no hay color.
    Me encantan tus cupcakes, ¿sabes? nunca he probado este vino, y ya estoy tardando, he anotado el nombre y lo pienso comprar.
    Deliciosos Maribel
    Besitos,
    Sil
    Los Telares de Sil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy en contra de las calorías tomadas Sil, mejor me las como, jajaj. Evito todas las bebidas con azúcar, ya tengo casi 6 años así, creo que por eso puedo comer tantos postres, hago un equilibrio.
      Creo que es cuestión de costumbre, al principio tenía que tener algo dulce al lado para acompañar mi café sin azúcar pero ahora no es necesario.
      ¡Te va a encantar este vino Sil! Incluso si no tienes tiempo para hacer postre, una copita y un queso, ¡el cierre perfecto de una cena!
      Muchas gracias. ¡Miles de besitos!

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Maribel!! Bueno, ya sabes que a mi no me gusta nada el café, ja, ja, y el tiramisú es precisamente uno de los postres que menos me gustan. El alcohol en los postres también me gusta más bien poco y siempre le pongo un licor muy suave o casi con cuenta gotas. Pero sé que a muchísima gente le encanta los postres con café, y sobre todo el tiramisú, así que creo que hoy mucha gente se siente agradecida por esta estupenda receta, porque que te ha salido maravillosa y ya se aprecia sólo con mirar estas fantásticas fotografías.
    Yo también soy más de muffins que de cupcakes, aunque ya veo que a tu marido ya le estás empezando a cambiar de bando, je, je. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, lo sé :(
      En verdad que no sabe para nada a alcohol, pero si a café, así que este postre no es para ti, no queda duda. Espero que te guste la receta de la próxima semana.
      Sí, jajaj. Ya se nos está cambiando de bando.
      ¡Mucho besitos y gracias!

      Eliminar
  4. Un rico café es un manjar para mí y si encima lo acompaño con estos cups cakes es todo un placer!! Como siempre bordas todo lo que haces, con gusto exquisito. un beso muy grande querida amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha dado un tremendo gusto tenerte aquí mi querida Elisa.
      Te lo agradezco infinitamente.
      Un beso muy grande para ti amiga, estoy contigo siempre.

      Eliminar
  5. Mi querida amiga, seguro que has disfrutado de lo luindo haciendo estos preciosos pastelitos, y mas con esa sabor a cafe que tienen que tener, que ti como buena cafetera le habras dado el punto perfecto, madre mia cuando le preparabas a tu esposo esos ricos cafes, y tu como buena futura madre lo tomabas como agua tintada jejeje, eso lo hacemos solo las madres. Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, agua tintada la que me tomaba, jajaj.
      Le sufrí, pero todo era por mi Saúl que aún estaba en mi pancita.
      ¡Mil besos mi querida amiga!

      Eliminar
  6. Que cupcakes más ricos. Me encanta el tiramisú aunque ahora que lo pienso no tengo ninguna receta en el blog de este rico postre. Tendré que ponerle remedio pronto jajajaj
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj. Sí Marta, le tienes que poner remedio pronto.
      Gracias ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Que delicia Maribel ya lo había visto pero estos días estoy con mucho trabajo y no he podido entrar. Tiene que saber muy ricos pues todos los ingredientes me encantan sobre todo ese sabor a café. Mmmmmm..Madre mía los estoy saboreando asi que tomo nota de ello.Gracias por compartir tan dulces cakes. Bss.







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas, muuuchas gracias por pasarte y comentar Carmen.
      ¡Muchos besos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Favoritos de la Semana