Ir al contenido principal

LO MÁS RECIENTE

Helado de Mamey

¿Cómo les fue con el calor en el mes de agosto?
Donde yo vivo tuvimos el día más caliente del año (aunque yo no sentí uno, sentí como tres). Fue de esas veces que hasta hacer el más mínimo esfuerzo, te pesa en el alma.
Pero no todo fue calor y sufrimiento, de hecho también tuvimos una semana en la que la temperatura bajó considerablemente. Incluso, un día durante toda la mañana estuve muy abrigada con un suéter. No podía creer que en pleno verano me encontrara tan cubierta.

Ahora nos encontramos en septiembre que aunque todavía tenemos días con calor, es un calor diferente, uno que se disfruta. Además, ya estamos a nada de despedir el verano y darle la bienvenida al otoño.
Sé que el otoño es la estación favorita de muchos, Yo no podría decir que es mi favorita, porque cada estación tiene lo suyo, y todas se disfrutan de una manera diferente y especial.
Pero de que la espero con emoción, eso no puedo negarlo.

Casi todo el mes pasado mantuve mi horno apagado, y no fue porque le tuviera…

Tarta Rústica de Fresas, Moras y Coco




Les he contado lo mucho que me gusta lo que hace Donna Hay, pero creo que no les he dicho cómo fue que la conocí.
La primera vez que miré a Donna fue hace unos 4 o 5 años en el programa Master Chef Australia (no recuerdo la temporada) en ese tiempo yo era adicta a los programas de cocina. Ella estaba dando una "clase maestra" a los participantes, estaba enseñándoles cómo nivelar y rellenar un pastel de chocolate. Ahí caí redondita, ¡pastel de chocolate! Me puse a investigar sobre ella, a mirar sus recetas y preparar algunas de ellas, por supuesto.
La última que publiqué en el blog inspirándome en Donna Hay fue en diciembre del año pasado, los buenísimos "Brownies Doble Chocolate". ¿Los recuerdan? Si no han visto esa receta, tienen que verla. Son los mejores brownies, ¡lo prometo!

Hace unos meses miré una receta en su facebook que me enamoró en el instante que la vi, una tarta rústica con coco, duraznos y ciruelas. En ese tiempo los duraznos y las ciruelas no estaban en temporada y yo no podía esperar más a que lo estuvieran. La quería hacer, estaba más impaciente que nunca por probar ese postre.
Hice la tarta, pero con fresas y unas cuantas moras azules.

Ahora ya estamos en temporada de duraznos y ciruelas, incluso la semana pasaba que fui al mercado, tenían unos hermosos duraznos, de los mejores que mis ojitos han visto.
Ustedes pueden hacer esta tarta con la fruta que gusten, ¡será un éxito!



Con esta receta no sólo aprendí a hacer una nueva tarta deliciosa, también aprendí el nombre de un ingrediente en inglés. Cuando leí la lista de los ingredientes de la masa, hubo uno que me llamó mucho la atención, nunca lo había visto y no tenía idea de qué era: ¨lard". Al principio pensé que podría ser manteca vegetal, pero yo sé que la manteca vegetal en inglés es "vegetable shortening". Cuando me puse a investigar qué era lard, me enteré que era manteca de cerdo. En mi vida había visto manteca en una receta en inglés.

La manteca de cerdo es de esos ingredientes que sólo tengo una vez al año en mi casa, en diciembre cuando se llega Navidad y hago tamales.
Preferí no comprar esa manteca de cerdo, porque en mi ciudad sólo la vende por kilo, y para la receta necesitaba poca cantidad. Decidí cambiarla por manteca vegetal, esa en mi casa nunca falta porque es la que utilizo para las tortillas de harina. 



En las notas de la receta mencionaba que la manteca de cerdo se utiliza para mantener la forma de la masa mientras se hornea, ya que tiene un punto más alto que la mantequilla para derretirse. Y la combinación entre ambas grasas da como resultado una corteza crujiente y un rico sabor.

Ustedes podrían utilizar cualquier manteca, las que les guste o tengan en casa. La masa quedará excelente con ambas.




Tarta Rústica de Fresas, Moras y Coco


Para la Masa:
  • 3 tazas (450 g) harina, todo uso
  • 1/2 taza (100 g) azúcar granulada blanca
  • 125 g mantequilla sin sal, fría y cortada en cubitos
  • 75 g manteca vegetal o de cerdo, fría y cortada en cubitos
  • 1 Cda. vinagre de sidra de manzana
  • 1/2 taza agua helada*
  • 1 cdita. extracto de vainilla
Para el Relleno:
  • 1/4 taza (25 g) coco rallado
  • 1 kg fresas 
  • 1 taza (145 g aprox.) moras azules 
  • 1/3 taza (67 g) azúcar granulada blanca
  • 2 Cdas. miel de abeja
Para barnizar:
  • 1 huevo, a temperatura ambiente y ligeramente batido 
  • 2 Cdas. azúcar mascabado o turbinado 
  • azúcar glass para finalizar (opcional)


Procedimiento.
Retiramos los tallos de las fresas y cortamos en rebanadas delgadas de forma horizontal. Dejamos de lado.

En un bowl grande agregamos nuestra harina y azúcar, combinamos. Agregamos la manteca y mantequilla, y con un pastry blender o con nuestros dedos deshacemos muy bien, hasta formar moronitas. En el caso de utilizar nuestros dedos cuidamos de no aportar demasiado calor a la masa y trabajar rápido para no derretir las grasas. Agregamos el vinagre, agua y vainilla, integramos muy bien todos los ingredientes con una cuchara de madera o un cuchillo para untar.
Formamos un rectángulo pequeño con la masa y envolvemos con plástico adherible. Llevamos a refrigerar por 30 minutos o hasta que esté firme.

Precalentamos el horno a 400 ºF (200 ºC). Preparamos una charola con papel encerado, dejamos de lado.

Estiramos la masa entre dos trozos de papel encerado hasta obtener un grosor de 5 mm y con una medida de 40 x 28 cm aproximadamente. No será necesario harina para estirar la masa.
Pasamos la masa a la charola y espolvoreamos el coco, dejando 4 cm libres del borde. Agregamos las fresas y las moras. Envolvemos las orillas y presionamos ligeramente para sellar.
Espolvoreamos el azúcar granulada encima de la fruta. Barnizamos con el huevo batido las orillas de la tarta y espolvoreamos el azúcar mascabado. Refrigeramos por 10 minutos o hasta que esté firme.

Llevamos al horno por 40 minutos, sacamos del horno y rociamos la miel de abeja. Regresamos al horno hasta que la masa esté dorada y los jugos de la fruta estén burbujeando. Cerca de 15 a 25 minutos más.
Dejamos enfriar 10 minutos, espolvoremos con azúcar glass, ¡y ya está lista para servir!







Notas.
*Para que mi agua esté helada, yo le agrego un hielo o la llevo al congelador por unos minutos.

-La tarta tiene una masa más crocante y una apariencia más linda el día que se hornea.

-Pueden utilizar la fruta que más le guste para esta tarta, necesitarán un poco más de 1 kg.





Fuente: Receta inspirada y ligeramente adaptada de Donna Hay



Por un momento yo olvidé que la tarta tenía coco y al probarla había un sabor que me gustó mucho y que no podía reconocer, después sentí los trocitos de coco y lo supe. Ese coco juega un papel importante en esta tarta.
La forma de la masa es perfectamente imperfecta, me encantó, ¡todo en esta tarta me encantó!





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

También me encuentran en:   |  facebook  | twitter  |  instagram  |  pinterest  |  google +

Comentarios

  1. Maribel, perfectamente imperfecta esta gallette es una maravilla con ese aspecto rústico y apetecible. Yo cuando hago la masa de empanada gallega (la que suelo hacer rellena de atún en conserva) le pongo esta manteca pues le ofrece a la masa un crocante indispensable para que sea verla y querer "zamparte" un buen trozo.
    Me ha gustado también lo que escribes sobre cómo conociste a esta cocinera con esos postres tan divinos que tiene.
    Muchos besos y si la hago te cuento, también quiero probar tu brownie con su receta y que tienes publicada.
    Hasta la próxima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patty!
      Ya me has antojada la empanada gallega, debe ser toda una delicia.
      Sí, ¡me tienes que contar!
      Muchos, muchos besos.

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Maribel!! ¡¡Cómo me gustan este tipo de tartas!! Con ese aspecto rústico y que recuerdan tanto a las gallettes y que suelo hacer también los veranos, con la fruta de temporada, aprovechando que esta época nos ofrece mucha fruta deliciosa. Me gusta tu elección, coco, fresas y arándanos. Y como bien dices, admite muchos tipos de fruta, y con todas queda deliciosa.
    Nunca he hecho este tipo de masa con manteca de cerdo, aunque aquí es frecuente encontrarla en tarrinas pequeñas, y que aún así, siempre sobra, la verdad, nunca he gastado una tarrina entera. Cuando le quiero dar un sabor crocante a la galette, le suelo poner un poco de sémola de arroz, y le da un sabor muy rico y crujiente, es mi masa preferida.
    Como siempre, nos has dejado con un buen sabor de boca, eligiendo perfectamente la receta y con un acabado espectacular. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que probar con la sémola de arroz, ¡muchísimas gracias por el tip Isabel!
      ¡Miles de besitos!

      Eliminar
  3. Con esta tarta he tenido amor a primera vista, no me extraña que te pasara lo mismo. Tengo pendientes tus brownies ¡esos caen seguro! y esta tarta ¡me la guardo para la temporada de fresas!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te van a encantar los brownies, y la tarta también ;)
      ¡Miles de besos para ti y para Lara!

      Eliminar

Publicar un comentario

Favoritos de la Semana